Si nunca antes habías considerado aumentar la producción de terpenos a medida que cultivas cannabis, ahora es el momento idóneo para pensarlo con seriedad. Los terpenos no solo afectan el aroma, olor de la planta y, en consecuencia, el disfrute del consumidor final, sino que también aumentan los numerosos beneficios para la salud y la potencia de la planta. Por lo tanto, echemos un vistazo más de cerca a estos seis consejos para maximizar la producción de terpenos de cannabis al cultivar.

También te puede interesar

1. Un sustrato adecuado para producir terpenos 

Al igual que cualquier otra planta, el cannabis necesita un suelo adecuado para prosperar y crear cogollos fuertes ricos en terpenos. No hace falta decir que el suelo debe tener los nutrientes adecuados, pero las opiniones difieren sobre este; algunos son nutrientes pro naturales, mientras que otros afirman que los suplementos artificiales son igual de buenos. Por ende, independientemente de qué nutriente elijas, asegúrate de que no agregue demasiado olor a tus brotes. Si esto sucede, puedes enjuagar las plantas unas dos o tres semanas antes de la cosecha. El enjuague eliminará el exceso de nutrientes que interfieren con el olor de las flores.

Asimismo, la mejor recomendación para el suelo es hacerlo vivo; es decir, un sustrato rico en microorganismos. Para ello, podrías aprovechar la composta o el humus de lombrices. De este modo, emularías el entorno natural. En combinación con los suplementos correctos, seguramente obtendrías terpenos más diversos y complejos.

2. Entrenamiento 

Para que la producción de terpenos funcione, también es conveniente aplicar algunas técnicas de entrenamiento de bajo estrés. La razón para doblar la planta y extender las pequeñas ramas en la dirección correcta radica en el hecho de que de esta manera tu preciosa vegetación se vuelve más liviana y se desarrolle a un ritmo más uniforme.

3. Iluminación

La luz UV es muy recomendable para una cosecha más grande, y especialmente la luz UV-B. Se dice que la luz UV atrae la producción de tricromas, y dado que los terpenos provienen de esas pequeñas glándulas, esto también fomenta su producción. En pocas palabras, la planta los produce al tratar de protegerse de los rayos UV. Sin embargo, no te dejes llevar demasiado y recuerda usar anteojos protectores. La exposición a la luz debería tomar unas dos o tres semanas durante el período de floración.

4. Temperatura

La temperatura es vital para el desarrollo de la concentración y calidad de los brotes y terpenos en las últimas 6 semanas de floración. En la segunda mitad de la etapa de floración, la temperatura debe ser inferior a 80 ° F (26.6° C), ya que cualquier cosa por encima de esto hará que los brotes se endurezcan, perdiendo así los olores encantadores. Por la noche, siéntete libre de bajar la temperatura de 5 a 10 grados, ya que este pequeño cambio ha demostrado ser beneficioso.

En cuanto a la humedad, debe estar alrededor de 50 por ciento durante la etapa de floración para la producción máxima de terpenos. Sin embargo, antes de la cosecha, es posible que desees reducir la humedad a 30 por ciento, ya que esto representa un estrés en sí mismo y alentará a la planta a producir más tricomas. Por supuesto, también es una protección cuando se trata de pudrir los brotes.

5. Cosechar a tiempo

Por hermosos que sean los terpenos, también son extremadamente sensibles y, puesto que son muy volátiles, es demasiado fácil que se degraden, lo cual sería una verdadera lástima, teniendo en cuenta que hay una gran variedad de tipos diferentes, lo que te ayuda a crear los aromas más bellos. Por esta razón, es esencial que hagas la cosecha a tiempo. Cada terpeno tiene características individuales y estas pueden diferir entre las cosechas, incluso para la misma cepa, por lo que debes prestar mucha atención a las plantas durante este período o correr el riesgo de perder los preciosos terpenos. Usa una lupa para este propósito y revisa los tricomas en regularmente.

6. Consejos adicionales

Incluso si has seguido todo tan bien hasta ahora, necesitarás un poco más de paciencia para que los brotes realmente den lo mejor. Deben secarse lentamente, mientras que la humedad también debe mantenerse baja para no provocar ningún moho.

Finalmente, guarda los cogollos secos en frascos o en algún otro recipiente (pero no en papel blanco o bolsas de plástico), y ábrelos una o dos veces al día para dejar que entre aire fresco. Asegúrate de verificar si hay moho o cogollos malos. Después de algunas semanas, puedes hacerlo con menos frecuencia. Esto generalmente demora un mes, pero cuanto más tiempo cures tu cannabis, mejor será el resultado final.

Como puedes ver, todo está en los brotes y el mantenimiento adecuado. Sigue las instrucciones de cerca y podrá disfrutar de todos esos maravillosos efectos de terpenos al máximo.

También te puede interesar

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Referencias: theweedblog

Imágenes: RoyalQueenSeed, semillasdemarihuana, RoyalQueenSeed

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí