El pasado 17 de octubre Canadá fue el segundo país en legalizar la marihuana recreativa, antecedido por Uruguay, quien lo hizo en 2013. 

También te puede interesar:

Esta reforma permite la compra en dispensarios autorizados físicos y en línea de flores secas y aceite de marihuana, pero no consideró la venta de comestibles, extractos y tópicos de cannabis.

Estos productos, hasta ahora ilegales, podrían liberarse muy pronto, pues el Ministerio de Salud (Health Canada), a través de un comunicado de prensa, anunció el pasado 14 de junio que finalizó las regulaciones para la producción y venta de comestibles, extractos de y tópicos de cannabis, haciendo enmiendas a las regulaciones previamente establecidas. Estas reformas entrarían en vigor a partir del 17 de octubre de 2019 (justo un año después de que se autorizara la venta legal de marihuana recreativa en todo el territorio canadiense).

De acuerdo con el enfoque de salud pública del Gobierno federal para la legalización y la estricta regulación del cannabis, las regulaciones enmendadas buscan reducir los riesgos para la salud de estos productos de cannabis. Al mismo tiempo, las enmiendas proporcionan una amplia diversidad de productos de cannabis, lo que ayudará a desplazar el mercado ilegal. 

“Estos productos presentan riesgos únicos para la salud, por lo que nos hemos tomado el tiempo necesario para establecer salvaguardas apropiadas”, se lee en el comunicado.

Sin embargo, aunque estas enmiendas a la regulación actual están próximas a entrar en vigor, las autoridades no han podido impedir la venta de comestibles y otros productos de cannabis que hoy son ilegales en algunos dispensarios. De hecho, estas comercializaciones ilícitas, además de otras irregularidades como eludir impuestos, no tener licencia y no aprobar los requisitos de pruebas de seguridad, han provocado el cierre de tiendas minoristas de cannabis en varias ciudades canadienses. Veamos algunas de ellas.

Toronto

La policía de Toronto instaló su primera barricada frente a una tienda minorista de cannabis el pasado mes de junio y dijo que continuaría haciéndolo mientras las tiendas de marihuana ilícitas incumplieran las leyes: además de eludir los impuestos y requisitos de pruebas de seguridad, los dispensarios sin licencia de Canadá no siguen la prohibición actual del país en cuanto a comestibles y otros productos específicos de cannabis.

Sin embargo, para los propietarios de la cadena de dispensarios CAFE (Cannabis & Fine Edibles), incluso los bloques de concreto no podrían obstaculizar la venta de cannabis, al menos por un día adicional. Tan pronto como los dueños de negocios se enteraron de que habían sido bloqueados por las fuerzas del orden público, contrataron por su cuenta a una empresa de construcción para eliminar los bloques, abriendo sus negocios tan pronto como la acera quedó despejada.

“Ayer fuimos testigos de una interpretación vigilante de la legislación defectuosa. Este comportamiento es imprudente y vergonzoso”, dijeron los propietarios no identificados en un comunicado el viernes 19 de julio, antes de llamar a los continuos esfuerzos de cumplimiento como una “adicción a la prohibición”.

Las autoridades del orden en Toronto se pusieron inmediatamente en acción para reinstalar los bloques de concreto frente a la ubicación de Harbord St. y dijeron que, en total, han presentado más de 70 cargos contra los propietarios de CAFE.

Mark Starga, director de cumplimiento de la ley de la ciudad, dijo al Toronto Star:

“Este asunto está siendo investigado por la policía de Toronto. Entrar en una premisa prohibida también es una contravención en virtud de la Ley de Control de Cannabis. La ciudad continuará tomando medidas progresivas de cumplimiento contra estos lugares”. 

Incluso con los bloques de concreto en su lugar, los propietarios de CAFE no cerraron la tienda, de acuerdo con Adrian Ghobrial reportero de City News, incluso los propietarios transportaron a los clientes desde el dispensario bloqueado a una nueva ubicación en una Suburban de lujo.

Victoria

Los oficiales de la policía de Victoria confiscaron mercancía y cerraron las puertas de un dispensario de cannabis popular ubicado en las cercanías del Centro Comercial Mayfair, el pasado miércoles 31 de julio por la mañana. 

Trees of Eden, en Alpha Street, es la primera tienda minorista sin licencia en Victoria en ser sometida a la aplicación de la ley por parte del gobierno provincial.

“Limpiaron la tienda. No se aplicaron multas a los empleados, pero se incautaron todos los productos de cannabis y esta tienda suspenderá las operaciones hasta que pueda volver a abrir como una tienda con licencia después de que se haya procesado la solicitud”. dijo Alex Robb, director ejecutivo de Trees Cannabis a CTV News.

“Estamos aumentando la acción de cumplimiento en todo BC. [Columbia Británica] Los oficiales de CSU [Unidad de Seguridad Comunitaria] han estado siguiendo activamente a los minoristas sin licencia en las comunidades de BC y ahora están aplicando la ley”, dijo Colin Hynes, de la Oficina de Seguridad Pública de BC.

Asimismo, empleados de uno de varios otros dispensarios de Trees of Eden afirman que esperan que se cierren próximamente y de manera similar otros locales en Victoria y Nanaimo.

Kamloops

Shawn Buckley, el abogado de la Canadian Safe Cannabis Society dijo a KamloopsMatters.com que la Unidad de Seguridad Comunitaria (CSU), junto con elementos de la Policia Montada (Mounties), irrumpieron en el dispensario Compassion Club Society, ubicado en 405 Tranquille Rd., alrededor de las 10:45 a.m. el pasado 31 de julio.

De acuerdo con Buckley, el Compassion Club de North Shore (Costa Norte), una tienda de marihuana que proporciona cannabis con fines medicinales fue previamente advertido por la Unidad de Seguridad Comunitaria hace unos meses y le exigieron que cerrara, pues al parecer vendían comestibles de cannabis, lo cual es ilícito según las regulaciones actuales de cannabis canadienses.

El abogado explicó:

“A ellos [el gobierno] simplemente no les importa. No tienen idea de que muchas personas acceden a los Compassion Clubs. Algunos están vivos debido a estos clubes. Es calidad de vida versus no calidad de vida. Eso es lo que realmente me molesta de esto: hay un total desprecio por eso. Estas son personas con necesidades médicas … ¿Necesitan la tarifa de licencia? ¿Están preocupados porque no reciben el impuesto provincial sobre las ventas? Esto tiene que ver con el dinero. No se trata de la compasión”.

Puede sonar un poco incongruente que la venta de cannabis recreativo sea legal, pero no la de productos medicinales o comestibles. Sin embargo, la ley es la ley. Los dispensarios que quieran operar tranquilamente en Canadá deberán abstenerse, aunque no por mucho tiempo (hasta el 17 de octubre de este año) de vender comestibles, extractos y tópicos de cannabis, así como de contar con licencias adecuadas y el pago de sus impuestos en orden.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: diosaverde, canada, cbc, marryjane, thestar, twitter, ctvnews, kamloopsmatters.

Fuentes de la imagen: twimg.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí