El aceite de cannabidiol (CBD) es un producto derivado del cannabis. Es un tipo de cannabinoide presente naturalmente en las plantas de marihuana. A pesar de que proviene de dichas plantas, el CBD no crea un efecto “high” (euforia) o alteraciones de conciencia como las provocadas por otro cannabinoide, conocido como THC.

Existe cierta controversia sobre los productos de cannabis como el aceite de CBD, debido al uso recreativo de marihuana. Sin embargo, cada vez hay más conciencia sobre los posibles beneficios para la salud de este aceite. A continuación te presentamos lo que necesitas saber sobre seis posibles usos médicos del CBD, así como en qué investigaciones se sustenta la información:

1. Alivia la ansiedad

El CBD puede ayudarte a manejar la ansiedad. Los investigadores sugieren que puede cambiar la forma en que los receptores del cerebro responden a la serotonina, un químico vinculado a la salud mental. Estos receptores son diminutas proteínas unidas a sus células, que reciben mensajes químicos y ayudan a las mismas a responder con diferentes estímulos.

Un estudio encontró que una dosis de 600 mg. de CBD ayudó a personas con ansiedad social a dar un discurso. Otros análisis iniciales realizados con animales, han demostrado que puede ayudar a aliviar la ansiedad de la siguiente manera:

  • Reduciendo estrés.

  • Disminuyendo los efectos fisiológicos de la ansiedad, como el aumento de la frecuencia cardíaca.

  • Mejorando los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT).

  • Induciendo el sueño en casos de insomnio.

También te puede interesar:

2. Anticonvulsivo

El CBD ha aparecido en las noticias como un posible tratamiento para la epilepsia. No obstante, la investigación aún está incompleta. Los investigadores están probando cuánto CBD puede reducir el número de ataques en personas con epilepsia, así como qué tan seguro es. La American Epilepsy Society afirma que la indagación sobre el cannabidiol ofrece esperanzas para los trastornos convulsivos, y que actualmente se están realizando experimentos para comprender mejor su utilización.

Un estudio de 2016 trabajó con 214 personas con epilepsia. Los participantes del estudio agregaron dosis orales de 2 a 5 mg de CBD por día a sus medicamentos antiepilépticos existentes. Los investigadores monitorearon a los participantes durante 12 semanas, registrando efectos secundarios negativos y verificando la frecuencia de sus ataques.

En general, los participantes tuvieron 36.5 por ciento menos ataques al mes. Sin embargo, se registraron efectos adversos graves en 12 por ciento de los participantes.

3. Neuroprotector

Los investigadores están buscando un receptor ubicado en el cerebro para aprender sobre las formas en que el CBD podría ayudar a las personas con trastornos neurodegenerativos, padecimientos que causan que el cerebro y los nervios se deterioren con el tiempo. A este receptor se le conoce como CB1.

Los mismos investigadores están estudiando el uso del aceite de CBD para tratar:

  • Enfermedad de Alzheimer.

  • Esclerosis múltiple (EM).

  • Enfermedad de Parkinson.

  • Derrames.

El aceite de CBD también puede reducir la inflamación que puede empeorar los síntomas neurodegenerativos, aunque se necesita más investigación para comprender completamente los efectos del aceite de CBD para enfermedades neurodegenerativas.

4. Alivia el dolor

Los efectos del aceite de CBD en los receptores del cerebro también pueden ayudar a controlar el dolor. Los estudios han demostrado que el cannabis puede ofrecer algunos beneficios cuando se toma después de los tratamientos de quimioterapia. Otras investigaciones preclínicas, patrocinadas por los Institutos Nacionales de Salud, también analizan el papel del cannabis en el alivio de los síntomas causados por:

  • Artritis.

  • Dolor crónico.

  • Dolor por esclerosis múltiple.

  • Dolor muscular.

  • Lesiones de la médula espinal.

Nabiximols (Sativex), un medicamento para la esclerosis múltiple (MS), producido a partir de una combinación de TCH y CBD, está aprobado en el Reino Unido y Canadá para tratar el dolor de MS. Sin embargo, los investigadores creen que el CBD en el medicamento puede estar contribuyendo más gracias a sus propiedades anti inflamatorias, que al actuar contra el dolor. Los ensayos clínicos de CBD son necesarios para determinar si se debe utilizar o no para el tratamiento del dolor.

5. Anti-acné

Los efectos del CBD en los receptores del sistema inmunitario pueden ayudar a reducir la inflamación general en el cuerpo. A su vez, el aceite de CBD puede ofrecer beneficios para reducir el acné. Un estudio en humanos, publicado en el Journal of Clinical Investigation, encontró que el aceite previno la actividad en las glándulas sebáceas, las cuales son responsables de producir sebo, una sustancia aceitosa natural que hidrata la piel. Demasiado sebo, sin embargo, puede conducir al acné. No obstante, se necesitan más estudios en humanos para evaluar los beneficios potenciales del CBD en relación al control de acné.

6. Ayuda a tratar el cáncer

Algunos estudios han investigado el papel del CBD en la prevención del crecimiento de células cancerosas, pero la investigación aún se encuentra en etapas iniciales. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) asegura que el CBD puede ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad, así como los efectos secundarios del tratamiento (generalmente quimioterapia). Sin embargo, el NCI no respalda completamente ninguna forma de cannabis como tratamiento contra el cáncer. La acción de CBD que es prometedora para el tratamiento del cáncer, consiste en su capacidad para moderar la inflamación y cambiar la forma en que se reproducen las células, pues tiene el efecto de reducir la capacidad de reproducción de algunos tipos de células tumorales.

Cómo usar el aceite de CBD

El CBD se extrae de las plantas de marihuana como un aceite o polvo. Estos se pueden mezclar en cremas o en gel. Se introduce en cápsulas y administra vía oral, o frotado sobre la piel. El fármaco nabiximols, que actúa sobre la esclerosis múltiple, se rocía como un líquido en la boca ¿Cómo debería usarse el CBD? Pues depende en gran medida de para qué se utiliza. Aunque aún no ha sido aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para ningún uso médico, y puede tener efectos secundarios.

Efectos secundarios del CBD

El aceite de CBD generalmente no tiene ningún riesgo importante para los usuarios. Sin embargo, los efectos secundarios son posibles. Éstos incluyen:

  • Depresión.

  • Mareos.

  • Alucinaciones.

  • Presión arterial baja.

  • Síntomas de abstinencia, como irritabilidad e insomnio.

Se necesitan más estudios en humanos para comprender completamente el rango de riesgos y efectos secundarios que el aceite de CBD puede causar. Las investigaciones del aceite de CBD no son comunes. Esto se debe en parte a que las sustancias de la Lista 1, como el cannabis, están muy reguladas, lo que causa algunos obstáculos para los investigadores. Con la legalización de los productos de marihuana, será posible efectuar más investigaciones; por tanto, habrá más respuestas.

¿Es legal el aceite de CBD?

El aceite de CBD no es legal en todas partes. En Estados Unidos, el aceite de CBD es legal solamente en algunos estados. Ciertos estados que han legalizado CBD para uso médico, pueden requerir que los usuarios soliciten licencias especiales. También es importante saber que la FDA no ha aprobado el CDB para ninguna condición médica. En México el uso de la marihuana es legal desde 2017. Sin embargo, aún no se cuenta con la normatividad que regule y establezca pautas sobre dicha legalización. Esperamos ver en los próximos meses la discusión en el congreso y en su momento aprobación y publicación.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: healthline, ncbi, healthline, ncbi, nida, healthline, neurologytoday, thelancet, nida, nida, jci, nih.

Imágenes: steemit ,