“Contra cada padecimiento crece una planta”, Paracelso. 

El cannabis es mucho más que CBD y THC

Seguramente has escuchado hablar del CBD, aquel cannabinoide libre de propiedades psicoactivas que ha llenado los estantes en cientos de presentaciones con múltiples cualidades medicinales. También habrás oído del THC, famoso principalmente entre los consumidores recreativos. Sin embargo ¿conoces el CBG, CBN y el THCV? 

En este artículo te mencionaremos algunos beneficios de estos cannabinoides.

Cannabigerol (CBG)

También te puede interesar:

Este cannabinoide, al igual que el cannabidiol (CBD), no tiene propiedades psicoactivas. Algunos de sus beneficios son:

  • Disminuye el crecimiento de tumores: Tanto el CBG, el CBD y otro cannabinoide, llamado cannabicromeno (CBC), reducen la progresión y crecimiento de tumores y células cancerosas. 

  • Tiene propiedades antifúngicas y antimicrobianas: El cannabigerol ha demostrado ser un candidato ideal para el tratamiento antimicótico y antibacteriano. Asimismo, algunos científicos creen que el CBG podría ser parte de un tratamiento auxiliar contra el SARM (Staphylococcus aureis), un tipo de bacteria común que se introduce en el organismo a través de llagas, úlceras y heridas. Esta bacteria, por cierto, ha desarrollado resistencia a la meticilina, un antibiótico del grupo de las penicilinas.  

  • El CBG también ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de vejiga hiperactiva, psoriasis en la piel, glaucoma, depresión, ansiedad y tiene efectos neuroprotectores; es decir, mitiga o retrasa los procesos neurodegenerativos propios de enfermedades como el Alzeimer o lesiones cerebrales.

Tetrahidrocannabivarina (Thcv)

Como dato interesante, tanto el THC como el THCV son psicoactivos. Cuando el THC se une a los receptores CB1 y CB2 del cuerpo, los activa, iniciando el efecto eufórico. No obstante, a dosis bajas, el THCV también se une a esos mismos receptores, pero no los activa, actuando más como CBD. Sin embargo, en dosis altas, el THCV activará el receptor CB1 como el THC y producirá también efectos psicoactivos. Algunos de sus beneficios son:

  • Propiedades anticonvulsivas, aunque también puede aumentar el umbral de convulsiones para las personas con epilepsia. Como resultado, los epilépticos experimentan menos convulsiones.

  • Los investigadores estudian la capacidad del THCV para estimular el crecimiento óseo como un tratamiento potencial para la osteoporosis y otras afecciones en los huesos.

  • El THCV contrarresta los sentimientos de ansiedad y ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del trastorno de estrés postraumático.

  • Mejora el control motor, reduce los temblores y disminuye los efectos de las lesiones cerebrales causadas por el Alzheimer. Sin embargo, es importante saber que la investigación se encuentra en las primeras etapas y que se necesita mucha más información.

  • Los investigadores creen también que el THVC bloquea las sensaciones gratificantes que experimentamos cuando comemos, especialmente las insalubres. Por tanto, podría ayudar a controlar el peso y dieta.

Cannabinol (CBN)

Este tercer cannabinoide es muy interesante. Se produce cuando el THC se calienta o expone al oxígeno. A diferencia del THC, el cannabinol no se une bien a los receptores CB1 y CB2, debido a ello, los científicos consideran al CBN como no psicoactivo. Por otra parte, este cannabinoide no es muy abundante: el contenido de CBN que se encuentra en la planta de cannabis, en promedio, será inferior a 1 por ciento. Algunos de sus beneficios son:

  • Estimula el crecimiento del tejido óseo: Los estudios demuestran que el CBN causa un reclutamiento indirecto de células madre mesenquimales, las cuales rodean la médula ósea. Estas células madre son capaces de convertirse en hueso y otros tejidos, lo que convierte al CBN en un posible candidato para curar fracturas. 

  • Al igual que otros cannabinoides, el CBN es un cannabinoide antiinflamatorio que también tiene propiedades para aliviar el dolor. Además, las investigaciones preliminares prometen que el CBN, combinado con el CBD, puede ser un tratamiento eficaz para las quemaduras.

  • Los científicos también estudian el CBN como un posible auxiliar para conciliar el sueño, abrir el apetito y como agente anticonvulsivo. Este cannabinoide parece funcionar mejor simbióticamente con el CBD y el THC.

La composición del cannabis es vasta y su exploración apenas inicia. Esperemos que en esta década se descubran más compuestos y propiedades en el cannabis para que mucha gente sea beneficiada. 

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros, envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: kidshealth, wikipedia, ministryofhemp.

Imágenes: Green CulturED, Dreamstime, Big Sky.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí