De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad mundial casi se ha triplicado desde 1975. En 2016, más de 1,900 millones de adultos tenían sobrepeso. De estos, más de 650 millones eran obesos.

También te puede interesar:

¿Qué son la obesidad y el sobrepeso?

El sobrepeso y la obesidad se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede afectar la salud. El índice de masa corporal (IMC) es un índice simple de peso para la altura que se usa comúnmente para clasificar el sobrepeso y la obesidad en adultos. Se define como el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de su altura en metros (kg / m2).

¿Qué causa la obesidad y el sobrepeso?

La causa fundamental de la obesidad y el sobrepeso es un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las calorías gastadas. A nivel mundial, ha habido:

  • Una mayor ingesta de alimentos ricos en energía que son ricos en grasas. 
  • Un aumento en la inactividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los modos cambiantes de transporte y el aumento de la urbanización.

Los cambios en los patrones de actividad física y dietética a menudo son el resultado de cambios ambientales y sociales asociados con el desarrollo y la falta de políticas de apoyo en sectores como salud, agricultura, transporte, planificación urbana, medio ambiente, procesamiento de alimentos, distribución, comercialización y educación.

¿Cuáles son las consecuencias comunes para la salud del sobrepeso y la obesidad?

El IMC elevado es un factor de riesgo importante para enfermedades no transmisibles como:

  • Enfermedades cardiovasculares (principalmente enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muerte en 2012.
  • Diabetes.
  • Trastornos musculoesqueléticos (especialmente osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones altamente incapacitante).
  • Algunos cánceres (incluidos endometrio, mama, ovario, próstata, hígado, vesícula biliar, riñón y colon).

Cabe señalar que el riesgo de estas enfermedades no transmisibles aumenta a medida que se incrementa el IMC.

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Pero además del aumento de los riesgos futuros, los niños obesos experimentan dificultades respiratorias, un mayor riesgo de fracturas, hipertensión, marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

Beneficios potenciales del cannabis medicinal para bajar de peso

Las representaciones de la cultura pop del consumidor típico de cannabis podrían llevarnos a creer que el cannabis es excelente para aumentar el apetito. Los estereotipos muestran a estas personas experimentando el “efecto munchies” todo el tiempo. Claro, estas son buenas noticias para las personas que tienen un apetito deprimido, pero ¿qué pasa con aquellos que quieren aumentar de peso?

Sorprendentemente, la mayoría de la evidencia sugiere que los consumidores de cannabis tienen cinturas más delgadas y pesos corporales más saludables. Más investigaciones muestran que el cannabis puede ser una herramienta efectiva para controlar el peso en ambos extremos de la báscula. Por mucho que pueda ayudar a aquellos que intentan combatir los efectos de un apetito suprimido, aquellos que desean controlar su apetito para lograr la pérdida de peso también pueden beneficiarse del cannabis. A continuación, te mencionamos algunos de los beneficios del cannabis medicinal para combatir la obesidad y el sobre peso.

Diferentes cepas

Sabemos de antemano que hay muchas cepas diferentes de marihuana. por lo tanto, diferentes cepas enfatizan diversos efectos. Algunas promueven el sueño, mientras que otras promueven la vigilia. Del mismo modo, hay algunas cepas que pueden promover el apetito, mientras que otras pueden suprimirlo.

El estereotipo del “efecto munchies” se asocia principalmente con tetrahidrocannabinol (THC), que generalmente se encuentra en altas dosis en cepas índicas. El THC, sin embargo, es solo uno de los muchos cannabinoides presentes en el cannabis.

En este sentido, diferentes cannabinoides tienen diferentes efectos sobre el apetito. Mientras que el THC tiende a promover el hambre y el apetito, el cannabidiol (CBD) en realidad parece suprimir el apetito. Obtener una cepa alta en CBD podría disminuir tu apetito, promoviendo la pérdida de peso.

Control de azúcares en la sangre

Así como el CBD y el THC tienen diferentes efectos, también lo tienen otros cannabinoides. Si bien el THC y el CBD son más comunes que otros cannabinoides, los efectos de los cannabinoides menos conocidos podrían ser igual de importantes cuando se trata de perder peso.

Algunos estudios sugieren que la tetrahidrocannabivarina (THCV) podría desempeñar un papel en la regulación del azúcar en la sangre. Los niveles de azúcar en la sangre afectan la experiencia del hambre. El nivel alto de azúcar en la sangre suprime el apetito, mientras que el nivel bajo de azúcar en la sangre promueve el hambre. El bajo nivel de azúcar en la sangre también lleva a las personas a tomar malas decisiones nutricionales, como elegir una dona en lugar de una fruta.

El nivel alto de azúcar en la sangre también promueve el aumento de peso y puede provocar insensibilidad a la insulina. La insulina también afecta la experiencia de controlar el hambre y el peso. Un mejor control de los niveles de azúcar en la sangre puede ayudar a las personas a controlar el hambre y les permite tomar mejores decisiones nutricionales.

Promueve el ejercicio

Al igual que las personas que usan cannabis en la televisión y en las películas siempre tienen el munchies, también tienden a estar relajados y propensos a dormir. Las cepas índicas, con altos contenidos de THC, se ajustan a esta descripción.

En contraste, las cepas sativas tienden suprimir el apetito. También pueden promover la conciencia, el enfoque y el estado de alerta mental. Las cepas sativas pueden ayudar a las personas a encontrar claridad mental, levantarse y hacer cosas.

Si bien por lo general todavía se asocia con la calma, las cepas Sativa pueden hacer que una persona se concentre intensamente en la tarea en cuestión.

En muchos casos, la tarea en cuestión es el ejercicio. Las cepas sativas, por lo tanto, pueden promover la actividad física. También pueden aumentar el placer que los pacientes obtienen de la actividad en la que eligen enfocarse. Es posible que no te conviertas en una estrella del deporte de la noche a la mañana, pero hacer ejercicio puede ser mucho más placentero.

¿Es la elección correcta?

El cannabis medicinal puede ser una herramienta eficaz para ayudar a perder peso. Asimismo, es más seguro que algunos otros medicamentos utilizados para promover la pérdida de peso. Utilizado en combinación con una dieta saludable y ejercicio, el cannabis medicinal podría ser la opción correcta en tu búsqueda de cómo perder peso.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: who, cannabomedicalclinical, diosaverde, herb.

Fuente de la imagen: marihuanaterapeutica, royalqueenseeds, canamo, zamnesia, kernpharma, concepto, wikipedia, gq.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí