Para mejorar los rendimientos finales de tu cultivo de marihuana, hay varios pasos que puedes seguir. A continuación, te presentamos algunos de ellos.

También te puede interesar:

1.- Elegir la genética correcta

La marca de los bancos de semillas de cannabis y la comercialización de ciertas cepas pueden hacerte sentir como un niño en una tienda de dulces: teletransportado en el tiempo a un mundo donde el color, el nombre y el sabor son lo último y lo mejor. Sin embargo, la genética juega un papel muy importante en el resultado general, que tiene menos que ver con la marca de lo que piensas. Esto reduce a la experiencia y qué especies varietales son más adecuadas a tu personalidad.

Nuestro consejo principal es investigar lo más posible sobre los conceptos básicos de las variedades índica, sativa e híbridas. Los cultivadores principiantes deben trabajar con híbridos índica dominantes que crecerán fácilmente en comparación con otras cepas desafiantes. Si estás trabajando en tu primer cultivo, intenta evitar cepas largas de sativa, ya que requieren algo de experiencia y te costarán más a largo plazo en términos de electricidad, tiempo de floración, nutrientes y espacio de crecimiento.

2.- Fuente de luz

El cannabis es generalmente una planta ligera y hambrienta. Saber qué luces proporcionarán los mejores resultados puede deberse a la calificación de “radiación activa fotosintética” (PAR) de la salida completa del fabricante. La PAR es la cantidad de luz que las plantas pueden utilizar: las longitudes de onda que se utilizarán para la fotosíntesis. Al igual que la diferencia entre un área de cultivo y un dosel, La PAR no es la medida de toda la iluminación que emite una luz de crecimiento. Más bien es la medida de las longitudes de onda que absorberán las plantas. Estas son luces rojas, blancas y azules. Y aunque la iluminación de HPS se quema con luces amarillas y verdes, el espectro completo proporcionado por HPS no es tan eficiente como la iluminación LED, que se enfoca en estos espectros específicos.

La mayoría de la evidencia parece sugerir que 400-700 nm es clave para la iluminación hortícola, pero nuestra sugerencia es no prestar atención al recuento de lúmenes (LUX) que se muestra en la lámpara, ya que esto no refleja PAR y en realidad es una medida utilizada para que el ojo humano vea la luz. En lugar de esto, Busca lo que las plantas realmente necesitan, esto te permitirá proporcionar una luz de crecimiento más eficiente en términos de producción de espectro y uso de electricidad.

3.- Entrenamiento de plantas

El entrenamiento de plantas es una excelente manera de ser realmente práctico con tus plantas y convertir tu cultivo en uno épico. Existen diferentes métodos y estilos de entrenamiento, que van desde técnicas de bajo estrés hasta técnicas de alto estrés. Ciertas cepas reaccionarán mejor que otras durante el entrenamiento, pero debes asegurarte de no administrar una cantidad excesiva. 

Habrá muchos tutoriales fáciles de seguir en Youtube y mucha información en línea sobre estos. El entrenamiento de plantas realmente puede marcar una gran diferencia en el dosel final y también puede permitirte practicar mejor tus habilidades. Es importante que solo realices entrenamientos en la etapa vegetativa de tus plantas, y los evites después que haya comenzado la fase de floración.

4.- Bacterias beneficiosas y hongos

Estas pequeñas esporas microscópicas pueden no parecer mucho, pero ha habido un vínculo universal entre las plantas y la Tierra que se remonta a miles de millones de años. Estos pequeños, pero poderosos ayudantes, no solo son una excelente adición para sobrealimentar un medio de cultivo existente, sino que también formarán una relación simbiótica con la zona de la raíz.

Piensa en ello como una raíz secundaria que actúa como red y ofrece enlaces de alimentos. En general, las plantas funcionarán mejor y responderán a la fotosíntesis y al metabolismo más rápido que sin los microorganismos presentes. Te sugerimos investigar sobre estos microorganismos increíbles y aprender cómo mantener la ciencia del suelo para que tus futuros cultivos puedan beneficiarse de las mismas enmiendas del suelo una y otra vez.

5.- Usar macetas de fieltro

Parece que no importa dónde mires, siempre hay alguien mostrando una maceta con raíces, celebrando la zona radicular atrofiada. Las plantas con raíces no solo se limitan a una superficie de pared dura, sino que también se ven obligadas a crecer hasta el fondo y las esquinas de las macetas de plástico que usan la mayoría de los productores. Esto puede tener una serie de efectos negativos, incluida la acumulación de toxinas y la falta de diversidad de raíces. Nuestro consejo aquí es usar macetas de fieltro. La razón es poder podar la zona de raíz y evitar la estructura de crecimiento de raíz.

La forma en que funcionan las macetas de tela es que las raíces de la planta buscan la humedad y los nutrientes disponibles, y se encontrarán con la pared de la tela que atravesará el aire. Una vez que la punta del pelo de la raíz se encuentra con la bolsa de aire, se volverá sobre sí misma y creará dos puntas de raíz. De la misma manera que las plantas de cobertura causan dos nuevos brotes de la corona, la misma se replica dentro de la zona de la raíz de forma natural. Las macetas de fieltro, además, se pueden hacer en casa con cualquier tamaño personalizado y se pueden lavar y reutilizar si es necesario.

6.- Poda

La poda es una excelente manera de eliminar las ramificaciones que no serán tan productivas. También es una forma de mejorar el flujo de aire alrededor de las partes más bajas de la planta. Cuando cultives una pequeña cantidad de plantas, querrás que concentren la mayor cantidad de energía posible en las semillas más gruesas y grasientas. Las hojas más bajas de flores hojas de abanico no harán mucho para un verdadero conocedor y solo producirán a un montón de recortes para hacer extractos o hachís.

En estos casos, lo mejor que puedes hacer es obtener unas tijeras limpias y seleccionar los puntos más altos de la planta y luego determinar qué partes eliminar por completo. Deberás eliminar todas las hojas de todas las formas y tamaños y los brotes más bajos si son de madera dura o madera blanda. Este también es un buen momento para tomar clones. Pero el punto principal es convertir toda la nueva energía de crecimiento en el crecimiento superior restante. Puede parecer contraproducente e incluso puedes sentir que estás cortando tus plantas, pero, a la larga, la poda es muy beneficiosa por múltiples razones.

7.- Tiempos de alimentación

La mejor manera de describir cómo alimentar correctamente a las plantas es imaginar tener una nevera llena en casa. Naturalmente, comemos cuando lo necesitamos y sobre la base de que no necesitamos comer en exceso o tener hambre. Lo mismo se aplica para las plantas cultivadas orgánicamente. Mientras tengan todos los nutrientes primarios y oligoelementos disponibles de alguna forma mediante el uso de una zona de amortiguación, las plantas tomarán lo que necesiten según lo necesiten.

Te sugerimos no sobrealimentar sus plantas, ya que el acto de equilibrio de deficiencia y toxicidad puede salirse fácilmente de control, especialmente si eres un cultivador inexperto. Evita duplicar los nutrientes porque deseas que tus plantas crezcan rápidamente o como una forma de mejorar el tamaño y la biomasa de los brotes. Esto causará problemas más adelante que afectarán la salud general, el rendimiento de la planta y la zona de la raíz.

8.- Temperatura y Humedad

El entorno en el que florecen tus plantas desempeñará un papel importante en su rendimiento. Durante la etapa de floración, las plantas requieren una baja humedad de 30-35 por ciento y una temperatura de 24 grados Celsius o 75 grados Fahrenheit.Para cultivar cogollos más firmes y duros, querrás mantener tus plantas lo más secas posible en términos de humedad. También asegúrate de que tus temperaturas nocturnas no se correspondan con las temperaturas diurnas. Muchas variedades disfrutan de una temperatura nocturna más fría, incluidas la O.G Kush y Sour Diesel. Nuestro consejo en este punto es encontrar el equilibrio perfecto entre la humedad relativa, la temperatura y el movimiento del aire en la etapa de floración.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: hightimes, wikipedia, diosaverde, unirioja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí