A medida que la industria del cannabis continúa lidiando con el control de plagas y el cumplimiento normativo, se ha desarrollado un gran interés en cómo comercializar el cannabis de manera orgánica.

En 2000, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), definió la palabra “orgánico” para la agricultura, incluidos alimentos y otros productos. Algunas agencias privadas están autorizadas por el USDA para realizar la certificación. Sin embargo, dado que el cannabis sigue siendo un cultivo federalmente ilegal, el USDA no lo reconoce como un cultivo que puede ser certificado como orgánico.

No obstante, existen opciones alternativas de certificación para el cultivador de cannabis, aunque ninguna está aprobada o regulada por el USDA, y por lo tanto no crea la certificación orgánica oficial. Además, debido a que el Gobierno Federal es dueño del uso de la palabra “orgánico”, los cultivos de cannabis no se pueden comercializar como orgánicos. Esto ha creado mucha confusión y frustración entre los cultivadores de marihuana y los consumidores interesados en la sostenibilidad.

Entonces, ¿por dónde empezar? Debido a que el USDA no puede otorgar certificaciones al cannabis, los cultivadores interesados en seguir las prácticas orgánicas deben utilizar las directrices del Programa Nacional Orgánico (NOP). NOP restringe el uso del término orgánico a productores orgánicos certificados que siguen sus normas.

También te puede interesar:

Pesticidas orgánicos

Una medida adecuada consiste en consultar la lista de productos naturales y sintéticos (fertilizantes y pesticidas) que el NOP permite utilizar en la producción orgánica certificada. La lista de productos permitidos para su uso es en gran medida fiel a la causa: natural y orgánica. Se permiten muy pocos materiales sintéticos, y solo en casos especiales que no adulteran el producto final.

Los productos orgánicos certificados no eliminan el uso de pesticidas durante el proceso de producción, sino que los limitan a pesticidas orgánicos permitidos que se usan de acuerdo a las restricciones de su etiqueta. Debido a las regulaciones de pesticidas que la mayoría de los estados con producción legal de cannabis han instituido y están aplicando, hay muy pocos pesticidas no orgánicos disponibles para el cultivador comercial de marihuana.

Los pesticidas orgánicos permitidos en el cannabis incluyen aceites de neem, jabones, extractos de plantas y productos microbiológicos que tienen propiedades pesticidas. Además, hay una regulación estricta de cómo y cuándo se pueden usar. Los insectos beneficiosos no están regulados como los pesticidas, por lo que también pueden usarse. Por lo tanto, mientras un cultivador comercial siga las regulaciones estatales sobre pesticidas y no use piretroides sintéticos (derivados naturalmente, extraídos de las flores de crisantemo, son aceptables en la producción orgánica), su control de plagas probablemente ya sea orgánico, o podría serlo con algunos ajustes menores.

Fertilizantes

El fertilizante es un tema más complicado. Los nutrientes sintéticos incluyen nitrato de potasio, nitrato de calcio y fosfato monopotásico, que constituyen la mayor parte de los nutrientes de base que utilizan los cultivadores de cannabis.

Ciertamente, hay argumentos para afirmar que no hay nada malo con estos compuestos hechos por el hombre, pero el hecho es que el NOP los prohíbe.

En términos generales, hay dos métodos principales de fertilización orgánica. Las opciones no líquidas incluyen algas y alimentos de alfalfa, guanos y composta, que se agregan al suelo y se riegan con inoculantes biológicos que ayudan a descomponer los productos en nutrientes disponibles para las plantas. Algunos cultivadores también hacen tés con estos mismos ingredientes sólidos y aplican el té al suelo y al follaje. Alternativamente, en los últimos 10 a 15 años han llegado al mercado muchas fuentes orgánicas de nutrientes, líquidas y en gran parte disponibles para las plantas.

Certificaciones alternativas y estándares a seguir

Existen organizaciones que están trabajando para proporcionar recomendaciones sobre la estandarización de prácticas sostenibles en la industria de la marihuana. Estas agencias privadas eluden la palabra “orgánico” y certifican el cannabis como Clean Green y Certified Kind, mientras utilizan el USDA NOP como base para sus certificaciones.

Asimismo, la Asociación de Cannabis Orgánico (OCA) está trabajando para aprobar una legislación histórica en Colorado y certificar los cultivos de marihuana como orgánicos,  pretendiendo crear un modelo que otros estados puedan seguir para mejorar la transparencia de los consumidores y la industria. Los cultivadores interesados en obtener una certificación de la OCA deben seguir un proceso exhaustivo de varias fases que comienza con una visita inicial al sitio junto con pruebas de pesticidas de muestras aleatorias en su cultivo. Siguen tres visitas más al sitio y una revisión formal de las técnicas de manejo de insectos y plagas.

Una certificación de OCA Pesticide-Free indica que el producto final tiene cero pesticidas residuales. La certificación de un año se emite solo después de una revisión final de los resultados de laboratorio y una auditoría de la metodología de manejo de plagas. Otros como la certificación Clean Green, con sede en California y la Organic Cannabis Growers Society con sede en Oregon, ofrecen servicios de auditoría y certificaciones similares.

Estas nuevas opciones de certificación para la industria de la marihuana establecen por ahora el estándar de lo que califica como orgánico, y, por lo tanto, “sano” a los ojos del consumidor, aunque todavía queda mucho por abrir para la interpretación y el debate.

¿Las buenas noticias? Con el compromiso de cumplir con estas certificaciones alternativas, los estándares pueden comenzar a crearse y entenderse universalmente, lo que nos lleva, en última instancia, a prácticas de cultivo más sostenibles y la confianza inherente del consumidor.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: ams.usda, thecannabist.
Imágen Greenrushdaily

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí