Todos sabemos que el CBD es actualmente el compuesto de moda: se usa para combatir dolor, ansiedad, ayuda a conciliar el sueño y mucho más. De hecho, lo puedes encontrar en todas partes (gotas sublinguales, aceite de vapeo e incluso gomitas de colores, disponibles en línea y en diversos establecimientos). Por si fuera poco, gobiernos como Estados Unidos y México (entre otros), han autorizado su empleo para tratar algunos tipos de epilepsia severos como el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet. 

Debido a tal popularidad cada día surgen más preguntas. Una de ellas es si el CBD, a simple vista inofensivo, podría meterte en problemas, dando positivo en una prueba de drogas.

También te puede interesar:

¿Debo preocuparme?

Es poco probable que el CBD aparezca en una prueba de drogas. En el caso de que debas someterte a un análisis de este tipo para ser contratado por algún empleador, es probable que las pruebas examinen tu sangre u orina en busca de residuos de THC, mas no de CBD. 

Sin embargo, hablando técnicamente, una vez que ingieres CBD, tu cuerpo lo metabolizará, por lo que será detectable. La buena noticia es que las pruebas antidopaje promedio no están diseñadas para detectar el CBD o cualquier otro compuesto que se encuentre en el cannabis que no sea THC. Así lo afirma a Vice Brenda Gannon, toxicóloga y directora de un laboratorio en Steep Hill, Arkansas, pero también agrega más complejidad al tema:

 “Debido a que el CBD es químicamente distinto del THC, es poco probable que se detecte en las pruebas de drogas. Sin embargo, los productos de CBD basados en cáñamo a menudo contienen cantidades mínimas de THC. Esto se debe a que algunos investigadores creen que una pequeña cantidad de THC aumenta los efectos del CBD”.

Entonces, si consumo aceite de CBD y este viene con un poco de THC ¿dará positiva la prueba? 

En primer lugar, existen diferentes tipos de pruebas de drogas con distintos umbrales de detección. Una prueba de cabello, por ejemplo, está diseñada para detectar el uso crónico de sustancias. Por lo tanto, si tu aceite de CBD solo contiene cantidades mínimas de THC (.3 por ciento es la cantidad estándar, si es que contiene alguno), y no lo estás bebiendo por la botella, lo más probable es que pase desapercibido. 

Por otra parte, si te realizan un análisis de orina o saliva, los umbrales de detección son aún más bajos. No obstante:

“Dependiendo de una serie de parámetros, incluida la cantidad consumida, la frecuencia con la que se usan los productos de CBD y la composición corporal, es posible que estas cantidades mínimas de THC se acumulen y luego sean detectadas en una prueba de detección de drogas. Es posible, aunque también muy poco probable”, concuerda Jamie Corroon, becaria postdoctoral de la Universidad Nacional de Medicina Natural y fundadora del Centro para la Educación sobre el Cannabis Médico.

¿Hay alguna prueba de drogas que pueda detectar CBD?

Como no es común realizar un análisis de CBD, se necesitaría una prueba muy específica para detectarlo: En el caso de que algún empleador, por ejemplo, quisiera escudriñar en tu organismo, buscando residuos de CBD, tendría que solicitar y pagar una prueba concreta para este propósito. Gannon afirma que esto implicaría notificar a la empresa de pruebas que al empleador le gustaría realizar análisis para un compuesto adicional y “pagarle a la empresa de pruebas un cargo adicional que cubra los gastos asociados con el CBD”. Esto sería prácticamente como “tener que comprar estándares adicionales de detección de sustancias y modificar los procedimientos operativos estándar existentes para incluir el CBD”, lo cual sería realmente improbable, puesto que el CBD no altera la mente y no afecta la capacidad para desempeñar funciones de trabajo. Adicionalmente, la mayoría de las empresas buscan economizar gastos y no despilfarrar dinero sin motivo.

Quest Diagnostics, una de las compañías más grandes que aplican pruebas antidopaje en Estados Unidos, no ofrece ensayos para detectar CBD. Según Barry Sample, director de ciencia y tecnología de la compañía, incluso las personas que son sujetas a pruebas de drogas en la DEA, no son examinadas para determinar si consumieron CBD; de hecho, los empleados federales solo pueden someterse a una prueba de drogas para ciertos compuestos predeterminados. El CBD, por supuesto, no es uno de ellos.

Por otro lado, en el supuesto de que una prueba antidopaje diera positivo en cuanto a THC, pero el único producto de cannabis que has usado es una tintura o un aceite de CBD, podrías explicárselo a tu empleador. Obviamente, dependerá de él si te cree o no y qué hacer al respecto. En este sentido, Sample dice que realmente no hay una manera de saber si el THC que aparece en las pruebas de Quest Diagnostics proviene de un producto de CBD o de una cepa recreativa. “Ninguna prueba de drogas de la fuerza laboral que se use comúnmente podrá decir cuánto se usó o revelar un patrón de consumo”.

En términos generales, como te habrás percatado, mientras no consumas recreativamente y tu producto de CBD lo utilices con moderación, no tendrás problemas al atravesar una prueba antidopaje. En contraste, si consumes cannabis recreativo regularmente y sospechas que te enfrentarás a un análisis de drogas, podrías considerar dejar la marihuanaa favor de tu salud, o bien, tomarte un descanso y volver a sentirte como las primeras veces la próxima vez que consumas.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Referencias: diosaverde, Diosaverde, TonicVice.

Imágenes: CibDol, Zamnesia, HampMeds.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí