El mercado de drones se ha disparado en los últimos años. Asimismo, en función que la tecnología mejora, los costos disminuyen y los accesorios y sensores disponibles proliferan, haciendo de estos vehículos aéreos no tripulados una herramienta asequible y versátil en muchas industrias, incluido el cultivo de cannabis. Tal como leíste, los drones para cultivar cannabis están ayudando a los productores y agricultores a aumentar los rendimientos y minimizar los gastos.

Agricultura Inteligente

Al usar coordenadas GPS, los drones se pueden programar para escanear cientos de acres en minutos. Equipados con varios sensores y cámaras, hay muchas formas en que los drones se utilizan en el campo para aumentar la productividad y la calidad de los cultivos. A menudo llamada agricultura de precisión, o “agricultura inteligente” es el vértice donde se conjugan la tecnología y la agricultura. Aquí hay algunas maneras en que los drones para cultivar cannabis están mejorando la agricultura.

También te puede interesar

Imagen de Cannabis24

Tecnología de infrarrojo cercano

Las áreas de cultivos pueden verse afectadas por el calor, el estrés, el agua inadecuada, las plagas y las enfermedades. Por supuesto, el cannabis no es muy diferente a cualquier otro cultivo de campo grande, el cual requiere un monitoreo constante. Usando la tecnología de infrarrojo cercano, o sensores NIR, los drones pueden proporcionar a los productores una vista panorámica del campo e informar áreas específicas que pueden estar en peligro. Las imágenes se cargan en un Índice de vegetación de diferencia normalizada para proporcionar un mapa de análisis detallado de la salud del cultivo, ayudando a los agricultores a identificar las áreas específicas que pueden necesitar agua adicional, nutrientes o alguna otra atención.

Pulverización

Los aerosoles químicos como pesticidas, herbicidas y fungicidas son una parte integral de la agricultura a gran escala. Sin embargo, con la tecnología NIR y de drones, el impacto ambiental y humano puede reducirse significativamente. Cuando el escaneo NIR identifica áreas problemáticas, se pueden enviar diferentes drones equipados con tanques y rociadores para tratar solo las áreas que lo necesitan. Esto puede reducir la cantidad de productos químicos utilizados, lo que es mejor para el agricultor, para el consumidor y para el medio ambiente.

Equipados con varios sensores como GPS, láser y dispositivos de eco ultrasónicos, los drones pueden aplicar productos químicos con una precisión precisa. Además, los drones para cultivar cannabis pueden hacer el trabajo mucho más rápido, eliminando la necesidad de trabajo manual en el campo y salvando a los humanos del contacto químico al pulverizar manualmente.

Riego y nutrientes adecuados

Los agricultores ya no necesitan regar campos enteros o distribuir nutrientes sobre plantas sanas. Similar a la pulverización química, la exploración NIR puede ayudar a identificar áreas particulares del cultivo que pueden necesitar agua u otros nutrientes vitales. Posteriormente, los drones equipados con tanques se pueden enviar a ubicaciones específicas en el cultivo para regar o alimentar solo las áreas que lo necesitan. De esta manera, los cultivos se mantienen saludables, mientras que los puntos vulnerables obtienen el tratamiento que necesitan. Asimismo, usando gafas de realidad virtual, los productores pueden “mirar a su alrededor” áreas problemáticas sin alterar físicamente el cultivo.

Imagen de Semillasdemarihuana

Soluciones asequibles

Las soluciones de drones agrícolas ya están disponibles en varios paquetes que van desde alrededor de 3500 dólares hasta 12,000 o más. Los drones tienen varios tiempos de vuelo, y generalmente se combinan con sofisticadas aplicaciones de software para programar patrones de vuelo, así como para recopilar y analizar datos. La compañía Sensefly, por ejemplo, ofrece un dron cuya aplicación eMotion proporciona planificación de vuelo, mientras que un sensor multiespectral Sequoia, totalmente integrado, captura datos a través de cuatro bandas no visibles, además de imágenes RGB visibles para proporcionar información aérea que ayuda a monitorear las condiciones del cultivo desde la siembra hasta la cosecha, permitiendo a los cultivadores identificar problemas y hacer los ajustes necesarios.

Los drones para cultivar cannabis podrían ser el futuro 

Donde existen peligros para los trabajadores humanos, o exista la necesidad de ir a donde un humano no puede ir, los drones pueden ser los trabajadores que necesitan los cultivadores de cannabis. Imagine enviar una flota de drones para regar un campo de marihuana como “centinelas guiados por GPS” en una misión. En combinación con el creciente mercado de sensores agrícolas, estos drones podrían ayudar a los agricultores a optimizar su enfoque y atender los campos de cualquier otro tipo de cultivo. De hecho, también se han considerado los drones para repartir marihuana.

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Referencias: .cannabistech, sensefly

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí