Actualmente, debido a su eficacia y popularidad, el THC y el CBD se han convertido en las siglas de moda entre profesionales médicos y pacientes. Esto evidentemente es a consecuencia de sus efectos medicinales, lo cuales han revelado su utilidad para una lista cada vez mayor de padecimientos.

No obstante, los extractos de THC y CBD aislados y puros no pueden ofrecer los mejores resultados terapéuticos posibles. Un número creciente de investigadores cree que estas sustancias producen resultados superiores cuando se administran de forma más natural, juntas o en combinación con otros compuestos que se encuentran en las plantas de cannabis, como los cannabinoides menores, terpenos y flavonoides. Dichos compuestos, en conjunto, a menudo se les conoce como productos de planta entera o de espectro completo.

Los investigadores afirman que esto es el resultado de un principio teórico conocido como el efecto séquito. Si bien algunos aún tienen sus reservas, la evidencia experimental y anecdótica ha convencido a muchos consumidores de cannabis y profesionales de la industria de que el efecto séquito es real.

También te puede interesar

¿Qué es exactamente el efecto séquito?

Cuando se integran compuestos de cannabis múltiples, los efectos medicinales pueden ser alterados o mejorados. Asimismo, los sabores y capacidades psicoactivas también pueden verse afectadas, creando productos con características variables.

Según los defensores, la dinámica de grupo del efecto séquito puede crear propiedades emergentes que de otro modo no estarían presentes en el más puro THC o CBD. Muchos de los que trabajan estrechamente con el cannabis creen que el efecto séquito puede aumentar drásticamente la utilidad medicinal del THC y el CBD, ya sea al aumentar sus efectos conocidos o al ampliar su menú de aplicaciones terapéuticas.

Los efectos terapéuticos de los compuestos de cannabis surgen de su capacidad para unirse a los receptores endocannabinoides naturales en el cerebro y en todo el sistema nervioso central. El sistema endocannabinoide humano está diseñado para vincularse con los cannabinoides endógenos producidos por el cuerpo, pero los compuestos que se encuentran en las plantas de cannabis pueden unirse a estos receptores con la misma eficacia.

Los beneficios para la salud abundan cuando el cannabis medicinal de alta calidad es consumido por los seres humanos. El efecto séquito puede ser una de las razones por las cuales la marihuana es una medicina tan efectiva.

Cannabinoides, terpenos y flavonoides: asociaciones que potencian las propiedades medicinales del cannabis 

Se cree que el efecto séquito surge de las interacciones entre los cannabinoides, terpenos y flavonoides. Los terpenos son aceites esenciales con aromas y sabores distintivos, y las características de los productos individuales de cannabis a menudo están determinadas por sus concentraciones relativas de terpenos específicos.

Actualmente, la mayor parte de la investigación sobre el efecto séquito está centrada en las interacciones entre THC y CBD, y más específicamente en cómo este último podría afectar al primero.

“La mayor influencia [en el THC] es el CBD”, afirma Ethan Russo, un neurólogo que se desempeña como director de Investigación y Desarrollo en el Instituto Internacional de Cannabis y Cannabinoides en Praga. Quizás nadie en la industria haya hecho todo lo posible para demostrar la existencia del efecto séquito que Russo, quien ha estado rastreando la literatura científica en busca de sus huellas durante décadas.

Como evidencia del impacto del CBD en la expresión de THC, Russo menciona un ensayo clínico de 2010 que involucra al analgésico Sativex, el cual se prescribe a pacientes con esclerosis múltiple. Este medicamento incluye una mezcla relativamente equilibrada de THC y CBD.

Más evidencia científica sobre el efecto séquito

En un estudio controlado, el Sativex se administró a personas que sufrían de un gran dolor asociado con el cáncer. Algunos participantes inscritos en el estudio recibieron una preparación de extracto puro de THC, mientras que otros recibieron un placebo. Se descubrió que el Sativex ofreció un efecto analgésico significativo en 40 por ciento de los pacientes que lo tomaron, lo que lo hizo dos veces más potente que el extracto de THC. Esta diferencia se observó a pesar de que el contenido de THC de cada preparación era idéntico, lo que solo podía significar que el CBD aumentaba de alguna manera la potencia analgésica del THC.

Investigaciones adicionales indican que el Sativex no produce los efectos secundarios psicóticos que experimentan en algunas ocasiones aquellos que consumen THC puro regularmente.

Otro estudio, realizado en 2016, comparó las experiencias de los usuarios de cannabis que fumaban THC puro con los que fumaban productos de cannabis que incluían tanto THC como CBD. Mientras que aquellos que consumieron THC puro experimentaron problemas de memoria y otras dificultades cognitivas (resultados típicos asociados con ese compuesto), aquellos que fumaron THC y CBD juntos no experimentaron tales problemas.

Al analizar los resultados de estos estudios, los investigadores atribuyen la capacidad del CBD para moderar o intensificar la actividad de unión del THC con los receptores de cannabinoides en el cerebro.

Aún falta investigación

En la actualidad, la investigación sobre los efectos de combinaciones específicas de cannabinoides-terpenos es escasa. Sin embargo, no es nula. Un metaanálisis de 2018 reveló que los extractos de CBD puro eran mucho menos efectivos para reducir la aparición de convulsiones en pacientes con epilepsia que los extractos que incluían una mezcla de cannabinoides de cannabis, incluidos los terpenos. Mientras que 71 por ciento de los que tomaron la preparación mixta tuvieron menos convulsiones, tan solo 46 por ciento de los tratados con CBD puro experimentaron el mismo resultado.

Los estudios de laboratorio pueden algún día establecer la existencia del efecto séquito más allá de una duda razonable. Ese día aún no ha llegado, pero la investigación que sugiere fuertemente que el efecto es real está comenzando a acumularse, junto con una amplia evidencia anecdótica de los usuarios cuyas experiencias con el cannabis medicinal varían según la composición química de los productos que han estado consumiendo.

La evidencia anecdótica también cuenta

Los investigadores que se muestran escépticos sobre el efecto séquito señalan la falta de estudios de laboratorio controlados y doble ciego para verificar su realidad. Por su propia naturaleza, el efecto séquito es un proceso complicado de rastrear e identificar. En pocas palabras, los defensores del efecto séquito reconocen las limitaciones en la investigación actual. En este contexto, Mowgli Holmes, un genetista que fundó Phylos Bioscience, una compañía de genética de cáñamo y cannabis ubicada en Portland, Oregon, declara:

“No podemos hacer estudios muy básicos sobre lo que es realmente cierto. Pero hay miles y miles de personas que informan lo mismo. Se hace difícil ignorarlo”.

Por otra parte, la clasificación errónea del gobierno federal con respecto al cannabis recreativo como sustancia de la Lista I, ha obstaculizado la investigación legítima. Mientras tanto, algunos científicos que estudian las propiedades curativas del cannabis son reacios a aceptar evidencia anecdótica como autoritativa, que es en lo que se basa en gran medida el efecto séquito para demostrar su validez. Aun así, la evidencia anecdótica es extensa y precisa. Al respecto, Chris Emerson, químico cofundador de Level Blends, una compañía que aprovecha el efecto séquito para crear una amplia gama de productos distintos, afirma:

“Hemos realizado muchos grupos focales y recopilación y análisis de datos, y 80 u 85 por ciento de las personas caen directamente en el efecto que decimos que obtendrán. No entendemos cómo funcionan todas estas cosas en concierto. Pero puse todo en juego para esto [el efecto séquito] porque sé [creo en] esto muy fuertemente”.

La necesidad de seguir investigando

Como uno de los principales expertos en la ciencia del efecto séquito, Ethan Russo admite que se necesita más investigación para aclarar los mecanismos exactos involucrados:

“¿Necesitamos mejores estudios para probar el concepto? La respuesta es sí. Creo en esto porque he sabido durante 40 años las diferencias entre diferentes [tipos de] cannabis: huelen diferente, saben diferente y producen diferentes efectos “.

El testimonio de los consumidores de cannabis es consistente con la tesis de que pequeñas diferencias en las mezclas de cannabinoides y terpenos crean diferentes experiencias. Esto parecería indicar que pueden surgir propiedades nuevas y únicas de la interacción de varios compuestos químicos del cannabis y que incluso las mínimas alteraciones en la fórmula pueden ser suficientes para producir diferencias médicamente significativas.

Si bien la evidencia anecdótica que respalda la realidad del efecto séquito puede no ser concluyente, debería ser lo suficientemente convincente como para motivar a los investigadores a continuar su búsqueda de la verdad.

También te puede interesar

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

 
 Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Referencias: cannabistech, researchgate, researchgate, ncbi

Imagenes: kalapaclinic, FamilyCBD, cannabisconsciente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí