De acuerdo con una encuesta realizada en el Centro de Cáncer de la Universidad de Colorado, la mayoría de los oncólogos estadounidenses reconocen los beneficios del cannabis medicinal, pero más de la mitad de estos especialistas se sienten incómodos al recomendarlo a sus pacientes, pues no han recibido capacitación sobre terapias basadas en el cannabis.

De los 172 profesionales de la salud encuestados, 73 por ciento dijo que “creen que la marihuana medicinal brinda beneficios a los pacientes con cáncer”. Sin embargo, 53 por ciento de los encuestados dijo que no se sentía cómodo recomendando cannabis a sus pacientes.

La incomodidad probablemente se debió a la falta de educación sobre el cannabis y los recursos para profesionales médicos con licencia.

“Preguntamos y la mayoría de los proveedores no se capacitaron en un estado donde la marihuana medicinal era legal”, dijo la doctora Ashley E. Glode, farmacéutica y profesora asistente de la Escuela Skaggs de Ciencias Farmacéuticas, en la Universidad de Colorado. Glode también es la autora principal de la encuesta.

“Necesitamos adaptar nuestra educación de salud para incluir esto, y también ofrecer capacitaciones sobre marihuana medicinal a los proveedores actuales”, explicó.

Los médicos también estaban preocupados por las consecuencias legales y profesionales de recomendar el cannabis, en particular los que operan en estados con programas de marihuana medicinal limitados o sin ellos.

La tercera razón por la que los médicos se sentían incompletos acerca de la marihuana es la dosificación inconsistente. La ciencia farmacéutica se basa en la dosificación exacta de compuestos específicos. Cuando se trata de consumir la planta cruda o sus concentrados, la dosificación rara vez es precisa.

“El problema es que no está regulado: un dispensario podría decir que un producto tiene tanto THC y tanto CBD, pero nadie está probando eso con seguridad. Entonces, desde una perspectiva de consumo, la inhalación y el fumar son los menos preferidos debido al posible daño pulmonar. Muchos médicos recomiendan productos comestibles, aceites y tinturas, pero aún no tenemos buenos datos que comparen la dosis en estos formularios”, continuó Glode.

Quizás uno de los hallazgos más interesantes de la encuesta es que 68 por ciento de los médicos aprendieron más sobre la marihuana medicinal de sus propios pacientes que a través de conferencias médicas, diarios o capacitación regular.

La encuesta de la Universidad de Colorado confirma los resultados de una encuesta similar, publicada el año pasado en el Journal of Clinical Oncology. En aquel estudio de 2018, 80 por ciento de los médicos dijo que discutía el cannabis medicinal con sus pacientes, mientras que solo 30 por ciento afirmó que se sentían cómodos al recomendarlo.

Los resultados de la encuesta se presentaron en la reunión anual de 2019 para la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), la cual tiene más de 40 mil miembros y su reunión anual es uno de los encuentros profesionales más grandes para especialistas en cáncer con sede en los Estados Unidos. También publica el Journal of Clinical Oncology, mencionado anteriormente.

Referencias: coloradocancerblogs , ascopubs , merryjane

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico, aquí queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí