Un nuevo estudio sugiere que en los estados de la Unión Americana donde se ha legalizado la marihuana medicinal, los adultos tienen más sexo y dan a luz más bebés, en contraste con el promedio nacional en estados donde impera la prohibición.

También te puede interesar:

El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Connecticut, la Universidad Estatal de Georgia y la Universidad del Pacífico, se publicó en la última edición del Journal of Health Economics

Utilizando datos compilados del Centro Nacional de Estadísticas de Salud y la Encuesta Nacional de Juventud Longitudinal, los investigadores descubrieron que los encuestados en estados donde la marihuana medicinal es legal, informaron un aumento en el consumo de hierba poco después de la aprobación de las reformas de cannabis.

¿Y qué tiene que ver eso con más relaciones sexuales y alumbramientos? Pues bien, el aumento de consumo se correlacionó con un incremento de 2 por ciento en los nacimientos en comparación con el promedio nacional. Los encuestados también informaron tener más relaciones sexuales y también usaron menos anticonceptivos.

Además, el aumento de 2 por ciento en las tasas de natalidad afectadas en todos los movimientos, determinaros qué tipo de modelo de legalización médica adoptó el estado o municipio, las jurisdicciones que solo permiten modelos de cosecha propia (y no ventas de dispensarios o minoristas), como Washington, DC, por ejemplo, también vieron un aumento en la tasa de natalidad: la mayoría de los adultos en el estudio tuvo entre 18 y 30 años de edad, y los datos solo se obtuvieron entre 2005 y 2014, por lo que no se consideraron los efectos de las leyes de marihuana recreativa.

El cannabis, un afrodisíaco irresistible 

Los investigadores, al analizar estudios anteriores, notaron que el cannabis aumenta la libido sexual y las sensaciones sexuales. Si el consumo de marihuana aumenta una vez que un estado aprueba la marihuana medicinal (lo que de hecho sucede, entre 13 y 20 por ciento), eso sugiere que más adultos estarán más excitados, en general, la mayor parte del tiempo. Y dado que prender un porro podría reducir las inhibiciones (lo cual a menudo puede conducir a un comportamiento sexual más riesgoso), eso probablemente significa que algunos pacientes de cannabis no están usando tanta protección (de ahí el aumento en los bebés).

Además, la mayoría de los pacientes con marihuana consumen cannabis para controlar el dolor crónico. Ya sabemos que los estados con leyes de cannabis medicinal ven una fuerte disminución en las tasas de prescripción de opioides, lo que sugiere que la hierba funciona como un analgésico eficaz. Y, dado que el dolor crónico a menudo mata la libido, es cierto que controlar el dolor conduciría a más tiempo de juego en el dormitorio y, en consecuencia, más partos. Por supuesto, estas ideas son hipotéticas, no conclusiones definitivas.

Entonces ¿podrían otros factores, como las economías en auge en los estados de marihuana medicinal, contribuir también a mayores índices de natalidad? David Simon, profesor de Economía de la Universidad de Connecticut y uno de los autores del estudio, afirma que no:

“Nuestra evidencia no respalda esto. Primero, controlamos por separado en nuestro modelo estadístico para los estados que aprueban las leyes de marihuana recreativas. Esto debería absorber cualquier efecto que las leyes recreativas tengan en la economía. En segundo lugar, podemos determinar el aumento de 2 por ciento para que coincida con las concepciones que habrían sucedido cuando se aprobaron las leyes de marihuana medicinal: por lo que no podría deberse a algo que sucedió más tarde (como un pasaje posterior de leyes de cannabis recreativo)”.

Más evidencia

El estudio también encontró evidencia de que la tasa de infecciones por gonorrea masculina aumentó poco después de que los estados también aprobaron reformas a la marihuana medicinal. Aunque los datos, según la admisión de los investigadores, no eran del todo confiables, los investigadores encontraron un aumento de aproximadamente 12 por ciento en los nuevos casos de gonorrea masculina poco después de que un estado aprobara las reformas de cannabis medicinal.

Si de casualidad, después de lo anterior te preguntas si el estudio encontró algún cambio en los defectos de nacimiento reportados por los nuevos nacimientos, Simon vuelve a responder que no: 

“No lo hicimos. Otro trabajo no ha encontrado ningún impacto de [las leyes de la marihuana medicinal] en la salud infantil”. 

También señaló que la demografía de las nuevas madres ha cambiado durante el periodo de estudio, lo que probablemente sesgaría cualquier dato relacionado con defectos de nacimiento y legalización de la hierba medicinal.

Entonces, ahí lo tienes: si vas a consumir algunos porros con tu pareja, asegúrate de llevar algunos preservativos.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: merryjane, sciencedirect, ncbi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí