Un nuevo estudio, realizado en Colorado, reveló que los gemelos que fuman marihuana se desempeñan tan bien en las pruebas mentales como sus hermanos abstemios.

También te puede interesar:

Quizás el mito más persistente sobre los consumidores de cannabis es que se vuelven estúpidos. Después de todo, la marihuana puede, en algunos casos, alterar nuestros recuerdos, nuestro enfoque y nuestra capacidad de pensar rápidamente. Sin embargo, un nuevo estudio ofrece aún más evidencia de que la hierba no daña nuestros cerebros ni reduce permanentemente nuestras capacidades cognitivas.

El estudio, publicado en Drug and Alcohol Dependence, analizó a más de 800 gemelos individuales de más de 400 familias. Después de controlar variables como el uso de polidrogas y el coeficiente intelectual, los investigadores concluyeron que la marihuana no comprometía permanentemente el funcionamiento cognitivo.

Es importante considerar que este estudio, a diferencia de otros en esta área, no fue una evaluación del coeficiente intelectual. En cambio, analizó el “funcionamiento ejecutivo”, que es la capacidad que tenemos para manejar las tareas mentales de una manera relativamente consciente.

Jessica Megan Ross, autora principal del estudio y estudiante posdoctoral de genética conductual en la Universidad de Boulder, Colorado, explicó a MERRY JANE: 

“No creo que el coeficiente intelectual pueda explicar completamente todas las funciones cognitivas, especialmente las funciones ejecutivas. El IQ explica bastante, pero no todo, especialmente algunas de las diferencias entre variables importantes”. 

¿Por qué gemelos?

Los estudios gemelos son una de las herramientas más poderosas en neurociencia y psicología. En la mayoría de los estudios de cognición, las diferencias entre los sujetos pueden explicarse por las diferencias en sus genes, ya que la genética juega un papel muy importante en nuestra formación de memoria y capacidad para resolver problemas. Dado que los gemelos monocigóticos o “idénticos” comparten esencialmente los mismos genes, la genética no debería afectar los resultados del estudio.

Entonces, así es como los investigadores lo descubrieron. Primero, consiguieron que los gemelos completaran encuestas, que les preguntaron sobre su hierba y otro uso de sustancias. En segundo lugar, recopilaron tanta información sobre los participantes, como sus puntajes de coeficiente intelectual (si los tenían), luego les hicieron tomar dos pruebas de aptitud mental: pruebas de Raven-S y Weschler. La de Raven-S evaluó sus puntajes de inteligencia no verbal; la de Weschler evaluó su inteligencia general.

Posteriormente, los participantes fueron sometidos a varias pruebas que evaluaron su funcionamiento ejecutivo. La función ejecutiva está relacionada con la inteligencia, aunque generalmente describe comportamientos cognitivos relacionados con el pensamiento consciente, como resolver acertijos, realizar múltiples tareas o reaccionar a ciertos estímulos. En este estudio, los investigadores se centraron en las habilidades de los participantes para formar nuevos recuerdos y “cambios mentales” o “flexibilidad cognitiva”, la cual consiste en cambiar de una tarea cognitiva enfocada a otra sin previo aviso. La mayoría de estas pruebas se realizaron por computadora o simulación por computadora.

Los resultados

Una vez que los investigadores recopilaron los datos, no descubrieron diferencias significativas entre los gemelos que regularmente consumían hierba y sus hermanos sobrios. Sin embargo, el estudio encontró que los gemelos que comenzaron a fumar a los 17 años mostraron una ligera reducción en el funcionamiento ejecutivo una vez que alcanzaron los 20 años, pero esta diferencia podría deberse también a factores ambientales, económicos o sociales. Ross agregó:

“Ya ha habido algunos otros estudios de gemelos con resultados similares, y parece que la marihuana no causa deterioro de la cognición. Pero advertiría a los adolescentes y adultos que tengan cuidado”.

De todos modos, Ross dijo que la investigación sugiere que cualquier déficit cognitivo causado por el consumo de cannabis es temporal. “Sabemos que, si alguien deja de consumir, la cognición se recupera completamente después de unos 30 días”.

Ross y su equipo observaron en su investigación que algunos factores limitaron los hallazgos de su estudio. Por un lado, la gran mayoría de los participantes (más de 90 por ciento) eran blancos. Los participantes tampoco se sometieron a exámenes de drogas para confirmar si consumían o no marihuana, lo que significa que los investigadores se basaron en datos autoinformados.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: merryjane, sciencedirect.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí