Mientras la capital de Australia celebró el pasado 31 de enero su primer día de cannabis legal, un nuevo informe del gobierno recomienda que el estado de Queensland también debería legalizar la hierba y la MDMA.

También te puede interesar:

Esta semana, la Comisión de Productividad de Queensland publicó un nuevo informe de 516 páginas donde recomienda al gobierno estatal eliminar el cannabis y la MDMA del código penal del estado. El informe fue comisionado por Jackie Trad, tesorero del estado, quien buscaba recomendaciones para mejorar la gestión de las cárceles atestadas de Queensland. Después de analizar el problema en profundidad, la comisión recomendó que poner fin a los arrestos menores por posesión de drogas resolvería el problema del hacinamiento, ahorrando miles de millones de dólares al estado.

El informe explica que el principal impulsor del problema de hacinamiento en las cárceles del estado es la reciente ofensiva contra las drogas ilegales de Queensland. Desde 2012, los aumentos en los arrestos relacionados con drogas han aumentado 32 por ciento la población carcelaria del estado. De acuerdo con The Brisbane Times, en el informe puede leerse:

“Los delitos de posesión o uso fueron los delitos de drogas más comunes y contribuyeron con el 22 por ciento de las personas encarceladas por delitos de drogas en 2018”.

Altas tasas de arrestos por drogas

Queensland arresta a más australianos por delitos menores de drogas que el resto de los estados de Australia combinados. El estudio informa que al gobierno le cueste $ 111,000 al año en costos directos y $ 46,000 en costos indirectos encarcelar a una persona por un año, y el estado arresta a unas 1,840 personas anualmente por delitos menores de drogas. Si los arrestos por drogas continúan al mismo ritmo, el gobierno necesitará construir al menos 4,200 celdas de prisión adicionales en los próximos cinco años, lo que costaría otros $ 3.6 mil millones.

Y no solo la represión de drogas de Queensland es exorbitantemente costosa, sino que también ha sido completamente ineficaz. En este contexto, el informe señala: 

“La criminalización ha existido durante muchas décadas, pero ha demostrado ser ineficaz para reducir significativamente el consumo de drogas ilícitas, y no ha logrado reducciones sostenidas en el suministro. Incluso en aquellas jurisdicciones donde se ha legalizado el suministro, la mayoría de la evidencia sugiere que no ha habido un aumento a largo plazo en el uso o daños relacionados con las drogas”.

De hecho, a pesar de esta represión criminal el uso de drogas ilegales aumentó entre 2001 y 2016. Durante ese mismo periodo de tiempo, el consumo de drogas legales como el alcohol y el tabaco en realidad disminuyó. Actualmente, aproximadamente una sexta parte de la población del estado dijo que recientemente había usado drogas ilegales, y aproximadamente la mitad de todos los adultos afirmaron que habían tomado drogas al menos una vez en su vida.

Legalizar la MDMA, una solución plausible

Para resolver la situación de hacinamiento en las cárceles, la comisión recomienda que el estado legalice la posesión y el uso de cannabis y MDMA. Si Queensland dejara de encarcelar a las personas por estos delitos menores, el estado podría ahorrar alrededor de $ 1.2 mil millones.

La legalización de la hierba y el éxtasis también podría matar el próspero mercado negro del estado, canalizando hasta $ 4 mil millones en el sistema de salud del estado. “En lugar de que el dinero se canalice a las ganancias de la actividad criminal, los excedentes de la producción (ganancias) pueden ser gravados y utilizados para el bien público”, recomienda el informe.

El informe es un fuerte argumento para la reforma de la política de drogas. Sin embargo, el gobierno de Queensland ha optado por rechazarlo completamente. En respuesta, el gobierno dijo que a pesar de que oficiales de policía veteranos apoyaban la despenalización, todavía se niega a alterar las leyes de drogas actuales del estado.

Aunque Queensland ha optado por seguir desperdiciando dinero y recursos en la prohibición de drogas, la capital de Australia ha adoptado un enfoque más progresivo. Desde el pasado 31 de enero, el Territorio de la Capital Australiana (ACT), que comprende la ciudad capital de Canberra y la región circundante, permite a los adultos cultivar su propia hierba y poseer hasta 50 gramos.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: merryjane, diosaverde, 7news, brisbanetimes.

Fuente de imagen: elespanol, newsbook, smallcaps, canamo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí