De acuerdo con un nuevo análisis realizado por Research and Markets, el mercado mundial de nanotecnología podría alcanzar los 125 mmdd en 2024. Un porcentaje de esta astronómica cifra será gracias a la expansión de la nanotecnología dentro de la industria cannábica. Hoy, las nanoemulsiones están de moda, y son la nueva tecnología que se apodera de los productos de consumo de cannabis como cosméticos, nutracéuticos y productos farmacéuticos.

Sin embargo, debajo de esta tendencia hay preguntas serias sobre la seguridad de las nanoemulsiones cannabinoides. No solo hay preguntas sobre la seguridad de la tecnología en general, sino que también existen preocupaciones reales sobre las aplicaciones en el cannabis. La nanoemulsión cambia los cannabinoides de formas específicas, pero parece que todavía no lo entendemos bien.

También te puede interesar

Una breve introducción a la tecnología de nanoemulsión

La nanotecnología abarca varios procesos diferentes, incluidas macroemulsiones, microemulsiones y nanoemulsiones, cada una de las cuales describe un tamaño de partícula progresivamente más pequeño. Las macro y microemulsiones se implementan comúnmente en las industrias de alimentos, productos químicos y pesticidas, pero las nanoemulsiones (cuantificando tamaños de partículas de entre 20 y 200 nm) son fenómenos relativamente nuevos. Se utilizan principalmente en las industrias del cannabis, farmacéutica y cosmética.

La industria del cannabis se ha sumergido de cabeza en la nanotecnología porque resuelve dos desafíos planteados por los cannabinoides: biodisponibilidad y solubilidad en agua. Naturalmente, los cannabinoides son hidrófobos, lo que significa que el cuerpo humano no los absorbe de manera eficiente. Especialmente para las industrias farmacéutica y nutracéutica, esto plantea un problema. La nanoemulsión reduce el tamaño de partícula para sortear estos problemas, mejorando la absorción y la solubilidad en agua.

Las preocupaciones sobre la nanotecnología comenzaron mucho antes de su adopción por la industria cannábica

Mucho antes de que la industria del cannabis comenzara a experimentar con nanoemulsiones, ya había dudas sobre la seguridad de la tecnología cuando se usaba en productos destinados al consumo humano. Por encima de todo, la investigación actual nos muestra que las nanopartículas tienen propiedades muy diferentes a las de sus partículas originales.

Kishore P Madhwani, consultor de Hindustan Unilever Limited, publicó en 2013 un artículo llamado Desarrollo seguro de la nanotecnología: un desafío global, donde describe cómo las nanopartículas a menudo demuestran propiedades dramáticamente nuevas que su forma original. Como exhiben un “comportamiento físico, químico y biológico” notablemente diferente que la partícula más grande, Madhwani plantea preocupaciones sobre la exposición, accidental o de otro tipo.

La mayoría de los científicos estarían de acuerdo en que todavía apenas entendemos el comportamiento de los cannabinoides en el cuerpo humano, y mucho menos las nanoemulsiones de estos compuestos. Como solo un ejemplo de esto, una investigación de 2009 detalló cómo una nanoemulsión farmacéutica terminó causando daño pulmonar en ensayos con animales, ya que impregnó inesperadamente los tejidos pulmonares.

Hasta ahora, el estudio de las nanopartículas de cannabinoides in vivo es limitado, casi inexistente. Sin ningún conocimiento científico, ha llevado a muchos a cuestionar la producción y venta continua de productos de nanocannabinoides a los consumidores. Si las nanoemulsiones significan que los cannabinoides pueden viajar y posteriormente afectar diferentes tejidos de lo esperado. Entonces, ¿no debería haber ensayos clínicos significativos y controlados antes de que estos productos estén disponibles para su uso?

Fuera del cannabis, varias publicaciones recientes han resaltado las incógnitas que giran en torno a la nanotecnología. En la Revista Internacional de Ciencias Moleculares, los autores Raffaele Conte, Valentina Marturano, et al. discutieron los posibles problemas de la nanoemulsión en “Avances recientes en el suministro de fitocompuestos antiinflamatorios mediados por nanopartículas”.

En esta publicación de 2017, los autores explicaron: 

“Es necesario abordar algunos inconvenientes, por ejemplo, la inestabilidad durante la circulación sanguínea, el bajo aclaramiento renal, la acumulación limitada en tejidos específicos y la baja absorción por las células objetivo. Además, la evaluación caso por caso de las interacciones entre los nanoportadores y los sistemas biológicos es de importancia clave para evaluar la confiabilidad de los sistemas de entrega “. 

Hasta la fecha, por supuesto, estas preguntas no se han abordado con ninguna nanoemulsión cannabinoide.

Los resultados reales de las nanoemulsiones de cannabinoides aún son desconocidos

Si es ampliamente popular y se comercializa como la tendencia tecnológica en el cannabis, actualmente no tenemos ni una comprensión básica de las posibles ramificaciones biológicas de la nanotecnología una vez desatada en el cuerpo humano.

Cuando los cannabinoides se descomponen en partículas de una mera fracción del ancho de un cabello humano, su esencia cambia, y lo que pensamos que sabemos sobre sus aplicaciones terapéuticas es repentinamente muy diferente de la realidad. Se necesita mucha más investigación sobre las nanoemulsiones de cannabinoides antes de que se desarrollen y vendan directamente a los consumidores. Eso significa ensayos clínicos, estudios a largo plazo y exploración científica real, no exageración.

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

También te puede interesar

Referencias: financialpost, rxleaf, chemicalsafetyfacts, prnewswire, leafly, ncbi.nlm

Imágenes: nanova, prevenciónintegral, comofunciona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí