A nivel mundial, el cáncer es una enfermedad que va en aumento y constituye una de las principales causas de muerte. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su Informe mundial sobre el cáncer 2014, tan solo en 2012 se registraron 14 millones de casos nuevos y 8.2 millones de personas fallecidas.

También te puede interesar:

Asimismo, gracias a los cambios en el crecimiento poblacional y al envejecimiento, la OMS calcula que, para 2030, los casos nuevos serán superiores a 20 millones anuales. Cabe señalar que esta cifra podría reducirse notablemente, pues se estima que entre 30 y 50 por ciento de los cánceres son prevenibles mediante la adopción de hábitos saludables, vacunación, diagnósticos y tratamientos oportunos.

¿Qué es el cáncer?

El cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas en las que se observa un proceso descontrolado en la división de las células del cuerpo. Estas células anormales (cancerígenas), a diferencia de las células regulares, exceden el crecimiento de los tejidos normales y no están coordinadas con estos. Además, la masa anormal carece de finalidad, hace presa del huésped, es prácticamente autónoma y puede comenzar de manera localizada y diseminarse a otros tejidos circundantes. Esto dificulta que el cuerpo trabaje como debería.

El cáncer se puede tratar muy bien para muchas personas. De hecho, más personas que nunca antes llevan una vida plena después del tratamiento contra el cáncer.

El cáncer es más que una enfermedad

Existen muchos tipos de cáncer. No es solo una enfermedad. El cáncer puede comenzar en los pulmones, el seno, el colon o incluso en la sangre. Los cánceres son parecidos en algunos aspectos, pero son diferentes en la forma en que crecen y se propagan.

¿Qué tienen en común los cánceres?

Todas las células de nuestro cuerpo tienen ciertos trabajos que hacer. Las células normales se dividen de manera ordenada. Mueren cuando están desgastadas o dañadas y las nuevas células toman su lugar. El cáncer se presenta cuando las células comienzan a crecer sin control. Las células cancerosas siguen creciendo y produciendo nuevas células. Esto causa problemas en la parte del cuerpo donde comenzó el cáncer.

Las células cancerosas también se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Las células cancerosas en el pulmón, por ejemplo, pueden viajar a los huesos y crecer allí. Al proceso cuando las células cancerosas se propagan se le conoce como metástasis. Cuando el cáncer de pulmón se propaga a los huesos, todavía se llama cáncer de pulmón. Para los médicos, las células cancerosas en los huesos se parecen a las del pulmón. No se llama cáncer de hueso a menos que se haya originado en los huesos.

¿Cómo son diferentes los cánceres?

Algunos cánceres crecen y se propagan rápidamente, mientras que otros lo hacen más lentamente. También responden al tratamiento de diferentes maneras: algunos tipos de cáncer se tratan mejor con cirugía; otros responden mejor a las drogas llamadas quimioterapia. E incluso hay evidencia de que la marihuana medicinal puede ayudar efectivamente en el tratamiento contra el cáncer.

¿Qué son los tumores?

La mayoría de los cánceres forman un bulto llamado tumor. Pero no todos los tumores son cancerosos. Los médicos extraen un trozo del tumor y lo miran para determinar si es cáncer. A este proceso de diagnóstico se le conoce como biopsia. Los bultos que no son cancerosos se denominan “benignos”; a los que no son cancerosos se les llama “malignos”.

También hay algunos tipos de cáncer como la leucemia (cáncer de la sangre), que no forman tumores. Crecen en las células sanguíneas u otras células del cuerpo.

Cannabis medicinal para tratar el cáncer 

La mayoría de la evidencia disponible sugiere que las terapias cannabis medicinal pueden ayudar a tratar el cáncer. El cannabis medicinal puede ayudar a las personas con cáncer al:

Estimular el apetito

Muchas personas que están pasando por un tratamiento contra el cáncer experimentan náuseas y pérdida de apetito. Estos síntomas pueden dificultarles mantener un peso saludable. El cannabis con THC y otros cannabinoides, al ingresar al torrente sanguíneo, puede ayudar a estimular el apetito.

Aliviar el dolor

Tanto el cáncer como su tratamiento pueden provocar dolor. El cáncer a menudo causa dolor debido a la inflamación, la presión sobre los órganos internos o la lesión nerviosa. Cuando el dolor es intenso, incluso puede volverse resistente a los opioides, que son analgésicos potentes.

El CBD actúa indirectamente sobre los receptores CB2, lo que puede ayudar con el alivio generalizado del dolor al reducir la inflamación.

El THC, por su parte, actúa sobre los receptores CB1, que pueden ser útiles para el dolor resultante del daño nervioso.

Náuseas

El cannabis y los cannabinoides como el CBD también pueden ser útiles para las personas con cáncer que experimentan náuseas y vómitos regularmente, especialmente cuando esto se debe a la quimioterapia.

Sin embargo, el efecto antináusea parece provenir del THC en el cannabis, en lugar del CBD. Las personas que buscan probar el cannabis para reducir las náuseas deben prepararse para los posibles efectos psicoactivos del THC en los productos de cannabis recetados y discutirlos con un médico.

Muchas personas encuentran alivio de las bajas dosis de THC. También hay disponibles versiones con receta de THC sintético que tienen menos efectos secundarios.

CDB para prevenir el cáncer

Algunas personas se preguntan sobre el uso de cannabis o CBD para prevenir el cáncer. El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) revisó numerosos estudios sobre el vínculo entre el cannabis y el cáncer y descubrió que la investigación tiene resultados mixtos.

Un estudio anterior de 64,855 hombres en Estados Unidos descubrió que el consumo de cannabis no aumentaba el riesgo de cánceres relacionados con el tabaco. Sin embargo, este mismo estudio también encontró que los usuarios masculinos de cannabis que nunca fumaron tabaco tenían un mayor riesgo de cáncer de próstata.

Por otro lado, los autores de un estudio de 2015 encontraron una relación prometedora entre el cannabis y el cáncer de vejiga. Después de ajustar por varios factores, descubrieron que los consumidores de cannabis tenían un riesgo 45 por ciento menor de desarrollar cáncer de vejiga.

Si bien la investigación ha demostrado que el humo de cannabis todavía produce carcinógenos, el vínculo entre la marihuana inhalada y el cáncer sigue sin ser concluyente.

Sin embargo, ingerir extracto de CBD no expone al cuerpo a los mismos carcinógenos que fumar marihuana. Por supuesto, se necesitan más estudios a largo plazo en humanos para determinar qué papel juega exactamente el CBD para prevenir el cáncer.

¿Puede el cannabis medicinal tratar o curar el cáncer?

Si bien ya hemos visto que el cannabis medicinal podría funcionar para tratar algunos de los síntomas del cáncer, así como algunos de los efectos secundarios de la quimioterapia, también hay evidencia que sugiere que la marihuana podría eliminar las células cancerígenas. Esto sugiere que el cannabis, más allá de un tratamiento, podría curar la enfermedad en sí, principalmente promoviendo la muerte de células cancerígenas y evitando su metástasis.  

En 2016, por ejemplo, los investigadores notaron que el uso de cannabinoides es prometedor en la lucha contra el cáncer. Los autores encontraron que los cannabinoides parecen inhibir el crecimiento de muchos tipos diferentes de células tumorales tanto en tubos de ensayo como en modelos animales.

Sin embargo, también notaron que algunas dosis o tipos de cannabinoides podrían suprimir el sistema inmune, permitiendo que los tumores crezcan sin control.

Asimismo, nosotros, en Diosa Verde, hemos publicado con anterioridad algunos artículos con estudios acerca del potencial del cannabis medicinal para destruir las células cancerígenas. Algunos de ellos son:

Esperemos que conforme la legalización de la marihuana medicinal avance, también lo haga la investigación y se puedan aprovechar aún más las virtudes del cannabis no solo para el cáncer, sino para muchas otras enfermedades.

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: infocancer, cancer, diosaverde, wikipedia, projectcbd, ncbi, phmd.

Fuente de la imagen: elconfidencial, growbarato, healthday, 65ymas, elmedicointeractivo, contrareplica, harvard, wksu.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí