Muchas veces escuchamos que el cannabis y el sexo forman una excelente combinación. Claro, el alcohol desinhibe también  y se dice que la cocaína otorga un alto rendimiento. Pero en cuanto a sexo de calidad, donde la imaginación es estimulada, las sensaciones acentuadas y puede disfrutarse un excelente encuentro sexual o un placer solitario relajado, la marihuana tiene un candente potencial.

El historiador, ensayista y autor de varios libros sobre sustancias psicoactivas, Antonio Escohotado, de origen español, en su libro Historia general de las drogas, define que el prestigio de la marihuana para potenciar y matizar las sensaciones del contacto erótico no es para nada infundado, pues “mirar y tocar pueden convertirse en experiencias tan nuevas como el propio orgasmo.”

También te puede interesar:

Estudios recientes afirman que los consumidores de marihuana tienen más sexo que las personas que toman alcohol o consumen otras sustancias; además, existe menor violencia entre parejas consumidoras de cannabis que suelen compartir el consumo.

Por otra parte, tomando en cuenta la sociedad actual, a quien Escohotado define como “obsesionada por puro rendimiento”, hace que la marihuana tenga en el sexo “virtudes nada despreciables”.

Obviamente al estar relajado, libre de ciertos pesares y predispuesto a una sensibilidad corporal más intensa, el sexo se convierte en algo más que simple sexo de rendimiento.

Administrado como tópico genital, el cannabis ha resultado muy revelador. Hasta podrían citarse testimonios de personas cuya vida sexual ha sido revolucionada. En cuanto a cepas y variantes, existen cultivadores profesionales que han diseñado producciones exclusivamente con este propósito. No obstante, algunas de sus virtudes sexuales podrían estar sobrevaloradas, influenciadas por su publicidad de comercialización.

Antes que cualquier marca o variante de renombre, Erica Krumpl, del Colectivo Cornerstone de Los Ángeles, sugiere que la mejor opción es una cepa cuyo contenido de CBD sea alto y un poco más bajo de THC, pues el CBD es el componente que “ayuda a deshacer los nudos de tu espalda; es lo que provoca esa sensación como de cuerpo de mantequilla y por lo tanto puede ser útil para ponerte de humor”.

Entretanto, la terapeuta sexual Amanda Pasciucco, quien ejerce en Connecticut, afirma que “las personas que usan marihuana pueden tener más relaciones sexuales porque se presionan menos cuando están bajo sus efectos, por lo que no tienen la misma ansiedad de rendimiento que las que están sobrias. Una pequeña cantidad de marihuana también puede ayudar a aumentar la capacidad de comunicar sus preferencias en pareja”.

Más allá de cualquier receta específica, consumir marihuana para gozar del sexo siempre será un campo de experimentación interesante, con cómplices o sin ellos, llevándose la ansiedad, proporcionando mayor comodidad y dando libertad de expresión a las fantasías eróticas.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuente: Historia general de las drogas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí