Uno de los trabajos más destacados en India sobre comportamiento sexual es el Kama-sutra. Aunque se sabe que fue escrito por Vatsaiana, el año exacto de su elaboración sigue siendo un misterio. Hipotéticamente, ocurrió entre los años 240-550 d. de C.  Sin embargo, aunque es un “tratado” muy antiguo, existen indicios aún más arcaicos en India donde el sexo es practicado para obtener la iluminación espiritual.

El Tantra, religión mística milenaria, propone ejercicios mentales (meditación, yoga) y físicos para llegar al Nirvana, y ha incluido la marihuana como elemento, trascendiendo la medicina y el hedonismo desde hace 3 mil años.

También te puede interesar:

El día de hoy, no obstante, la relación marihuana-tantra ya casi es inexistente, pero antiguamente su interacción era muy intensa. Los rituales se practicaban entre hombres “purificados” y mujeres, quienes compartían sexo, ayuno, oración,  canto, baños ceremoniales y yoga Kundalini. Estos rituales tántricos con marihuana se remontan al menos al año 700 d. de C. Actualmente, en la India moderna, el cannabis se considera una bebida medicinal sagrada que cura enfermedades, trae buena suerte, ahuyenta malos espíritus y purifica los pecados.

Asimismo, los batidos calientes a base de resinas o concentrados de marihuana, mezclados con leche, azúcar, pimienta, almendras, cardamomo, semillas de amapola, jengibre y otras hierbas, eran plenamente utilizados en los rituales tántricos. El más famoso de estos batidos, es el típico bhang, recetado como bebida medicinal sagrada y utilizado para innumerables dolencias físicas y espirituales.

Esta no es la única fórmula afrodisíaca empleada en el hinduismo, pues existen decenas de recetas con marihuana para aumentar el tiempo de erección, facilitar la lubricación vaginal, retrasar la eyaculación y desinhibirse sexualmente. Algunos de sus nombres son: shrimadananda modaka, vajikarana uttama, majun falaskari o bhang roghan, entre otros.

En 1894, una comisión británica se dio la tarea de investigar el uso y propiedades del cannabis en las colonias indias, abordando el efecto afrodisíaco de la marihuana. Los integrantes de este grupo constataron que un texto del año 1.500 a.C. describía el cannabis o ganja, como “soporífero y corrige los trastornos de los humores, lo que produce un apetito saludable, agudiza el ingenio y actúa como afrodisíaco”.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuente: Cannabis Magazine, Alchimia web

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí