Cualquier consumidor bien versado en cannabis recreativo ha sufrido alguna vez la pesadilla de la pálida y conoce perfectamente esta horrible condición física pasajera. Sin embargo, aquellos que consumen marihuana medicinal probablemente nunca experimentarán esto y ni lo conocerán. A ellos, podemos decirles que pueden estar tranquilos, pues emplear ganja bajo prescripción médica, utilizar aceite de CBD o muchos de los suplementos del mercado no provocan jamás la pálida.

Lo más parecido a una pálida podría ser la “cama loca”. Cuando has bebido demasiado y de pronto todo gira; no puedes sostenerte en pie y aun recostándote no encuentras alivio por un buen rato. Incluso puedes llegar a vomitar o caerte estrepitosamente. Pues bien, con el cannabis algunas veces llega a pasar algo similar.  

En términos médicos, la pálida es una hipoglucemia: una disminución de la glucosa en el torrente sanguíneo provocada por el THC. Una buena dosis de azúcar contenida en un chocolate ayuda a salir de ella. Entretanto… No serás muy feliz ni reconocido socialmente en una fiesta o reunión, ya que podrías acabar reptando por el piso, escuchando risas lejanas y desconectándote de todo por unos cuantos minutos. Los efectos pueden variar en cada persona, pero por lo general se traducen en vómitos, mareos, sudoración y una sensación de ansiedad aguda. También puede aumentar el ritmo cardíaco y reducir la presión arterial, esto debido a la vasodilatación o dilatación de los vasos sanguíneos.

También te puede interesar:

La pálida surge debido al principal componente psicoactivo del cannabis, el delta-9-tetrahidrocannabinol  (THC). De acuerdo con el doctor Freddie Vista, psiquiatra que trabaja con la adicción y rehabilitación, esta condición de pálida está relacionada con la dosis y le sucede con mayor frecuencia a quienes no están acostumbrados a fumar weed o que en determinado momento consumen más de lo habitual. Pero también puede darse al combinar mucho alcohol con THC.

Freddie explica que el THC, así como otros cannabinoides, activan un receptor específico en el cerebro llamado receptor cannabinoide. Dicho receptor usualmente se activa naturalmente, aunque en menor grado debido a un neurotransmisor llamado anandamida, una molécula que juega un papel fundamental en el dolor, depresión, apetito, memoria y fertilidad. No obstante, cuando se activa en exceso, hace que te sientas enfermo, como en este caso.

¿Influye la potencia de la marihuana?

Freddie Vista asegura que sí. Especialmente debido a que  en lo últimos años la potencia de la mariguana ha ido aumentando. Métodos de cultivo especializados y la creación de variantes y cepas nuevas han logrado obtener concentraciones hasta de 30 por ciento de THC. Si a esto sumamos ceras, hachís y otros extractos concentrados, tenemos mariguana mucho más potente.

En cuanto al cannabis por vía oral (ingerido), según Freddie no es tan usual que dé la pálida, pues aunque influye la cantidad ingerida y la experiencia previa de consumir cannabis, y tolerancia al THC, fumar provoca una absorción más rápida, lo que probablemente aumenta la posibilidad de una pálida.

Asimismo, al igual que la muerte por sobredosis de cannabis, jamás se han dado casos de fallecimiento por pálida. Pero Freddie Vista afirma que sí te podría causar la muerte de manera indirecta:

“Que tu frecuencia cardíaca aumente podría agravar una enfermedad o condición cardíaca subyacente. O una sobre sedación podría detener la respiración, especialmente si se toman otros sedantes como pastillas para dormir”.

¿Cómo sobrellevar la pálida?

Contrarrestar la pálida de golpe es imposible, pero puede manejarse. Apartarte a un lugar seguro por un rato, hidratarte y elevar los niveles de azúcar en la sangre es de gran utilidad para manejar los síntomas. Esta condición no dura mucho tiempo y es muy similar a una disminución de presión, parecida también a cuando te paras de golpe y sientes que estás a punto de desmayarte, sólo que más intensa. Realmente, dura poco tiempo y en menos de una hora podrías estar completamente restablecido. Sin embargo, Freddie recomienda en algunos casos la posibilidad de tener que llamar a emergencias. Especialmente si el afectado está muy angustiado, paranoico, sedado, o si ha consumido diferentes sustancias.

Ahora ya lo sabes. No olvides estos tips la próxima vez que experimentes la pálida.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuente: Vice. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí