Ahoga tus hot cakes, waffles o pan tostado con este jarabe especial, delicioso y alucinante. Haz tu propio jarabe de maple con infusión de cannabis y lleva tu próximo desayuno o brunch a un nivel completamente nuevo.

También te puede interesar:

Nota: Los comestibles caseros son muy difíciles de dosificar con precisión. En esta receta incluimos algunos consejos para una dosificación más precisa, pero siempre que cocines con cannabis debes tener en cuenta que no hay forma de garantizar la potencia u homogeneidad de tu platillo.

Cómo hacer jarabe de maple con cannabis

El jarabe de maple no es solo una adición deliciosa en la mesa del desayuno; también es un excelente edulcorante natural en batidos y productos horneados, sin mencionar recetas saladas como salmón glaseado, verduras de raíz asadas y vinagretas.

Ingredientes

  • 1 taza de jarabe de maple

  • 3.5 gramos de cannabis descarboxilado

Primer paso esencial: descarboxilar el cannabis

Antes de hacer tu infusión, deberás descarboxilar o “descarburar” tus flores de cannabis. Omitir este paso dará como resultado un producto terminado débil o inactivo. He aquí por qué: los brotes de cannabis producen un cannabinoide ácido no intoxicante llamado THCA. Cuando fumamos o vaporizamos cannabis, el calor convierte el THCA en THC, la molécula que produce efectos eufóricos. Si se preparan comestibles de CBD, se debe aplicar este mismo proceso.

Instrucciones para hacer una infusión de cannabis con jarabe de maple

1.      Para descarboxilar el cannabis precalienta tu horno a 245º F (118° C). Coloca los cogollos de cannabis en una bandeja antiadherente apta para horno.

 Cubre la bandeja con papel para hornear para evitar que se pegue. Inserta la bandeja en el horno y hornea por 30-40 minutos. El cannabis más viejo y seco puede requerir menos tiempo.

Consejo: también puedes configurar tu horno a 300º F (148° C) y calentar durante 10 a 18 minutos, aunque el enfoque recomendado es bajo y lento para preservar mejor los cannabinoides.

Cada 10 minutos mezcla suavemente los cogollos en la bandeja para exponer de manera uniforme la superficie de los brotes.

2.  Combina el cannabis y el jarabe de maple en un frasco de vidrio destapado y ponlo a baño maría sobre una cacerola con agua.

3.  Mantén la temperatura baja y deja que la mezcla hierva a fuego lento durante al menos 40 minutos. Nunca dejes que la mezcla hierva por completo.

4.  Una vez fría la mezcla, cuélala con una gasa.

5.  Refrigera el jarabe de maple durante 15 o 30 días.

6.  Dosifica con cuidado. Consulta la información de dosificación a continuación antes de agregar tu jarabe de maple a cualquier refrigerio, platillo o postre.

Consejos para dosificar infusiones de cannabis

La potencia de tus infusiones depende de muchos factores, desde cuánto tiempo cocinaste hasta la potencia de tu material de partida. Para probar la potencia de tu producto terminado, intenta untar ¼ o ½ cucharadita en un refrigerio y ve cómo esa dosis te afecta después de una hora. Disminuye o aumenta la dosis según lo deseado. Luego puedes usar esta dosis “estándar” personalizada como referencia para tus recetas.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Fuentes: diosaverde, leafly.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí