En un enfrentamiento corporal definitivo entre el tabaco y la marihuana, ¿Cuáles son sus diferencias y similitudes, cuál haría menores o mayores daños? A continuación te respondemos.

Seguramente ya sabes que la marihuana y el cigarrillo han sido considerados congéneres del humo por mucho tiempo. Sin embargo, el tiempo y los avances significativos en ciencia y política muestran diferencias notablemente marcadas.

Según un censo realizado por el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés) en 2016, a 37.8 millones de estadounidenses mayores de 18 años les gusta encender un cigarrillo.

Pero en comparación a otro censo (enfocado específicamente en la marihuana), 19.8 millones de estadounidenses mayores de 12 años consumen cannabis. No obstante, a medida que el acceso a la marihuana recreativa y medicinal se generaliza, cada vez más estadounidenses ven el cannabis como algo menos dañino que el tabaco.

Esta aceptación referente al uso de la marihuana se encuentra en medio de una comprensión cada vez mayor en contraposición a los efectos que la nicotina y el tabaco provocan en el cuerpo. Sin embargo, en el enfrentamiento entre el tabaco y la weed, los estadounidenses están definiendo qué aspirante podría ganar el corazón y los pulmones de sus fanáticos.

Marihuana vs tabaco en el campo de batalla: el cuerpo

Si enfrentáramos a la marihuana y el tabaco en una guerra, el campo de batalla definitivo sería indudablemente el cuerpo (particularmente el corazón y los pulmones de los fumadores de ambas hierbas).

En comparación con la marihuana y su euforia, el tabaco parece tener mayores riesgos para el cuerpo. De hecho, fumar tabaco puede dañar permanentemente el ADN.

Como si esto fuera poco, dejar el hábito de la nicotina es sumamente difícil e incluso imposible en muchos casos, y puede desarrollar, entre otras enfermedades, cáncer de pulmón, a diferencia del cannabis, que al no poseer los cancerígenos relacionados con la nicotina en el humo del tabaco, no causa tal padecimiento.

Asimismo, a partir de 2005, el tabaquismo se ha asociado con más de 400 mil muertes anuales en Estados Unidos. Al comparar el tabaco con la mariguana, parece que esta última sólo produce daño celular inducido por el humo.

Entonces, aunque el cannabis podría lastimar tus pulmones, cuenta con métodos de consumo mucho más diversos. Por ejemplo, en lugar de limitarte a fumar flores, puedes vapear, ingerir o utilizar productos tópicos. Esto, en resumidas cuentas, seguramente afectará menos tus pulmones y otras funciones corporales. Además, fumar marihuana puede mejorar la funcionalidad y las capacidades pulmonares, pues aumenta el índice de flujo de aire al mantener el humo.

Pero en otras funciones corporales, la marihuana y el tabaco comparten ciertas similitudes, sobre todo hablando del corazón. Cada una de estas hierbas eleva el ritmo cardíaco de sus fumadores, lo que podría hacer que el cuerpo sea más susceptible a un infarto. Pero aun así, a medida que la ciencia avanza para aprender más sobre la marihuana y el tabaco, aprendemos que son mayores los beneficios del cannabis para el sistema cardiovascular, incluso reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas.

Marihuana, salud y bienestar

Gracias a la apertura que la legalización y comercialización han facilitado actualmente, diversas investigaciones demuestran los beneficios para la salud presentes en la marihuana. Y debido a las muchas formas en que puedes consumirla, es posible que al fumar no tengas que poner tus pulmones o corazón en riesgo. De hecho, la marihuana puede ayudar a aliviar el dolor y los síntomas de muchas afecciones, como la esclerosis múltiple, la artritis, el trastorno de estrés postraumático y el cáncer. Además, puede revertir la isquemia causada por el tabaco.

 I
I

Adicionalmente, la marihuana también supera al tabaco ayudando a las personas que padecen ciertas enfermedades mentales: trastornos alimenticios, ludopatía (adicción por los juegos) y trastorno bipolar.

¡De hecho, fumar marihuana puede ayudar a reducir la misma adicción al tabaco! Incluso, al ser mucho menos adictiva que el cigarrillo, la marihuana ha tenido especial interés como posible tratamiento para la adicción a opioides, un grave problema que afecta a muchos estadounidenses.

A medida que más personas adoptan la marihuana al elegir entre tabaco o weed, también recurren a opciones más saludables como vapear. Al hacerlo, eliminan las probabilidades de contraer cáncer de pulmón.

Tabaco vs marihuana: el marco de legalidad determinante

Irónicamente, a pesar de lo anterior, la ley federal prohíbe el consumo de marihuana; mientras el tabaco sigue siendo legal. Esta diferencia ha hecho que la importancia y el potencial del cannabis sea más difícil de definir incluso en los últimos años. Antes de la era actual donde se ha reducido la estigmatización del uso de marihuana con fines recreativos y/o medicinales, su valor y propiedades no pasaban de ser rumores sin sustentos científicos tangibles. Por esa razón, la marihuana aún plantea problemas para ganarse la confianza de mucha gente, a diferencia del tabaco, 100 % legal y al alcance de cualquiera. En áreas donde la weed no ha sido despenalizada, quizás no podrías fumar marihuana como una opción contra el tabaco.

A pesar de ello, mientras los legisladores intentan trabajar para, por lo menos, despenalizar la marihuana, el tabaco se almacena en los estantes de todas las tiendas y estaciones de servicio. Incluso si en algunos lugares puedes comprar cannabis legalmente, sacrificas algunos derechos civiles importantes.

Inversiones en marihuana y tabaco

Recientemente, las inversiones en el mercado de cannabis han sido plenamente explotadas. Incluso los analistas de Wall Street consideran que el mercado estadounidense de cannabis alcanzará al menos 47 mil mdd la próxima década. Hasta las compañías tabacaleras notan lo atractivo del mercado de la marihuana.

 A medida que las tendencias cambian, algunas empresas tabacaleras como Philip Morris notan una caída de 16 por ciento en sus acciones. Debido a esto, la empresa mencionada ha comprado patentes para plantas de marihuana.

Esta inversión es una señal bastante clara del potencial positivo en el futuro de la weed.

El panorama actual podría favorecer al cannabis

Aunque quizás la marihuana no sea aún legal en todas partes, puedes comprar cigarrillos donde sea, pero los beneficios del cannabis parecen superar con creces los del tabaco. Aunque cada uno presenta sus propios problemas para el cuerpo, la marihuana claramente empuja a su competidor con sus beneficios potenciales para la salud a medida que crece el conocimiento científico. Sin embargo, si fumas marihuana, es probable que también disfrutes del tabaco. Y si tratas de dejar el tabaco, es probable que te sientas reconfortado fumando cannabis.

También te puede interesar:

Si te sirvió esta información, comparte tu experiencia con nosotros en redes sociales. Si prefieres permanecer anónimo, escríbenos un correo electrónico aquí. Queremos escucharte.

Colabora con nosotros. Envíanos tus artículos haciendo clic aquí.

Referencias: The Wall Street Journal, Scientific American, UCSF, CDC, NCBI, American Lung Association, High Times.